China ‘inundará’ de dinero sus bancos para disipar los temores a un frenazo de su economía, según ‘WSJ’

Varios billetes de 100 yuanes en Pekín, China.

Varios billetes de 100 yuanes en Pekín, China.

El Banco Popular de China (PBOC) ultima una respuesta a las turbulencias económicas que consistiría en la reducción a finales de este mes o principios del próximo de medio punto porcentual en la ratio de reserva exigida a los bancos del país, lo que liberaría unos 678.000 millones de yuanes (91.500 millones de euros) a disposición de las entidades chinas, según informa ‘The Wall Street Journal’.

 

Según el periódico, una de las opciones barajadas por Pekín sería aplicar únicamente esta reducción del encaje bancario a aquellas entidades que concedan préstamos de manera significativa a pequeñas y medianas empresas, aunque el rotativo advierte de que estrategias similares no han resultado efectivas en el pasado.

 

La decisión de liberar más fondos para la concesión de préstamos por parte de los bancos chinos estaría dirigida directamente a combatir los efectos de una moneda más débil, lo que amenaza con provocar una salida de capitales del ‘gigante asiático’.

 

Las principales bolsas asiáticas sufrieron este lunes fuertes caídas ante el temor a que la economía china, la segunda más importante del mundo, frene su crecimiento, y todo ello a pesar de la decisión del Gobierno chino de permitir al principal fondo estatal de pensiones invertir en los mercados de valores.

 

En concreto, la Bolsa de Shanghái concluyó la jornada del lunes con un descenso del 8,5%, hasta los 3.205 puntos, mientras que la Bolsa de Shenzen bajó un 7,8%, hasta 10.970 puntos.

 

De este modo, el índice CSI300, que agrupa las mayores compañías cotizadas en Shanghai y Shenzen, cerraba la sesión con pérdidas del 8,7%, hasta los 3.275 puntos, su menor nivel en todo el año.

 

Por su parte, la Bolsa de Hong Kong ha caído un 5,2%, hasta los 21.252 enteros, mientras que el Nikkei, índice de referencia de la Bolsa de Tokio (Japón), ha retrocedido un 4,6%, hasta los 18.540 puntos, registrando su mayor caída en más de dos años y su nivel más bajo en seis meses.

 

La economía china, que Pekín ha tratado de reactivar mediante sucesivas devaluaciones del yuan, creció en el segundo trimestre del año un 7% en tasa anual y un 1,7% en términos intertrimestrales. El Gobierno chino ha fijado un objetivo de crecimiento para 2015 del 7%, medio punto porcentual menos que la meta establecida para los últimos ejercicios

 

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada