La Xunta aboga por crear una organización láctea “fuerte” que pueda “negociar” precios dignos para la leche

La conselleira de Medio Rural, Rosa Quintana, ha admitido este miércoles que siente “cierta tristeza” cuando ve las tractoradas de los ganaderos gallegos en defensa de su medio de vida y ha insistido en que la solución para el sector pasaría por constituir una organización de productores “fuerte” y con capacidad para “negociar” un “precio muy digno” para su leche.

 

En un encuentro con periodistas un día antes de una nueva manifestación en Curtis (A Coruña), lo que ha dejado claro es que la petición de “un acuerdo a la francesa” en la que, a su entender, se han enrocado los sindicatos, no es posible. En primer término, según ha argumentado, porque ese acuerdo “no existe” en el país galo y, en segundo lugar, porque pactar precios “es ilegal”.

 

Para reforzar su postura, ha dado cuenta de que las protestas de ganaderos se mantienen en el país vecino, toda vez que su gobierno “no marcó ningún precio mínimo”. “Porque va en contra de las normas del libre mercado”, ha justificado, antes de asegurar que los sindicatos “lo saben”.

 

Al hilo de ello, Quintana ha revelado que en enero de 2014 recibió un escrito del Tribunal de la Competencia en el que se advertía de que las reuniones mantenidas en el año 2008 -durante la etapa del gobierno bipartito- entre responsables del departamento que ahora ella ocupa y representantes de “industria, distribución y productores” podrían ser “objeto de sanción”.

 

“Yo no estoy dispuesta a dar un solo paso en falso para que, el día que yo me marche de la consellería, deje al sector metido en un lío”, ha remarcado, partidaria de “trabajar” para “buscar soluciones” a la crisis que atraviesa el sector lácteo “pero encajables dentro de la ley”. “Las hay, y las estamos poniendo en marcha”, ha apostillado, en alusión, por ejemplo, a los 300 euros por vaca comprometidos por el Gobierno central.

 

“CREAR SECTOR”

 

Dicho esto, la titular de Medio Rural ha incidido en que su objetivo es “buscar medidas que ayuden a crear sector y no a destruirlo” y, en este sentido, ha sostenido que ya trasladó a los sindicatos que aceptaría cualquier iniciativa “que esté dentro del marco legal”.

 

“Tanto en la Xunta como en el ministerio están abiertas las puertas para que los representantes de los ganaderos vengan a traernos propuestas que ayuden a construir sector”, ha enfatizado, sin dejar de lamentar que la única petición que recibe es sobre “un acuerdo a la francesa”.

 

Frente a ello, en lo que ha hecho hincapié es en la necesidad de constituir una organización de productores “fuerte”, toda vez que estas asociaciones tienen “competencias” para “planificar” la producción, “negociar los precios” y “participar en la transformación del producto”.

 

“Sólo así conseguiremos que lo que hoy es un problema, no lo vuelva a ser dentro de uno o dos años, porque estaremos sentando las bases para evitar que el precio de la leche siga sometido a estos vaivenes”, ha defendido Quintana, y ha ilustrado la situación del sector al apuntar que en Galicia hay 38 cooperativas por dos en Holanda.

 

INCENTIVAR ESTA ORGANIZACIÓN

 

Con este objetivo en mente, la conselleira ha aseverado que tratará de “llegar más directamente” a los ganaderos para transmitirles que “la solución” pasa por esa organización. “Porque si no tenemos un sector fuerte y estructurado, tendremos una sector débil a la hora de negociar”, ha esgrimido.

 

En la misma línea de estimular esa unión, ha avanzado que los productores que estén dentro de una organización recibirán “mayor puntuación” para recibir las ayudas de la Xunta que se concedan en régimen de concurrencia competitiva.

 

Al margen de ello, Rosa Quintana ha indicado que se está intentando “transparentar” la construcción de precios para ver cómo se reparten los beneficios “en función del esfuerzo” que hace cada una de las partes para que los productos lleguen a los consumidores.

 

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada