Isolux Corsán recorta un 40% sus ‘números rojos’ impulsado por el negocio de concesiones

Aeropuerto de Santiago de Compostela, una obra de Isolux Corsán.

Aeropuerto de Santiago de Compostela, una obra de Isolux Corsán.

Isolux Corsán registró una pérdida neta de 17 millones de euros en el primer semestre del año, lo que supone reducir en un 40% los ‘números rojos’ de 28 millones contabilizados un año antes, gracias al impulso de su negocio de concesiones, según informó el grupo.

 

La cifra de negocio de la compañía creció un 5,2% entre los pasados meses de enero y junio, hasta sumar 977 millones de euros. Este aumento sería del 23% en caso de descontar el impacto ocasionado por las nuevas normas contables.

 

El beneficio bruto de explotación (Ebitda), de su lado, se situó en 93 millones, con un descenso del 22%, consecuencia de la “presión” registrada en los márgenes de algunos de los proyectos que desarrolla en Latinoamérica, primer mercado del grupo.

 

A cierre del pasado mes de junio, Isolux Corsán contaba con una cartera de proyectos pendientes de ejecutar por valor de 7.150 millones de euros, un 4% superior a la del año anterior, tras lograr nuevos proyectos por 1.222 millones de euros.

 

En la primera mitad del año, el grupo continuó avanzando en su internacionalización, dado que logró el 87% del total de sus ingresos del exterior, fundamentalmente de Latinoamérica y Asia, frente al porcentaje del 80% de un año antes.

 

Por áreas de negocio, la de proyectos y construcción se mantiene como primera fuente de ingresos, al generar 963 millones, un 5% más, si bien la de concesiones es la que más crece, dado que elevó un 88% sus ingresos, hasta los 489 millones.

 

DEUDA

 

En el capítulo financiero, a la conclusión de la primera mitad del año, Isolux presentaba un endeudamiento financiero de 1.095 millones de euros, un 19% más que a comienzo del ejercicio, si bien representa el 3,2 veces el Ebitda, frente al ratio de 3,3 veces de cierre de 2014.

 

La compañía indicó que continúa avanzando en la venta y el reparto de los activos de la filial Isolux Infrastructure con su hasta ahora socio en esta empresa, el fondo de pensiones canadiense PSP, en virtud del acuerdo alcanzado entre ambos en la primera mitad del año.

 

La compañía prevé recibir el segundo pago de la venta de líneas de transmisión eléctrica de Texas a su exsocio en cuanto la operación sea aprobada por los organismos regulatorios del país.

 

En paralelo, Isolux ha puesto a la venta dos de los activos de la filial de infraestructura que le corresponden, la filial fotovoltaica T-Solar y las líneas de transmisión eléctrica de Brasil. La compañía espera cerrar en lo que queda de año esta venta, con la que prevé obtener entre 600 y 700 millones de euros.

 

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada