El Estado reduce su déficit un 17% hasta julio, el 2,44% del PIB

Una bandera española ondea junto a la estatua de Colón en Madrid.

Una bandera española ondea junto a la estatua de Colón en Madrid.

El Estado ha registrado un déficit de 26.773 millones de euros en términos de contabilidad nacional hasta julio, un 17% menos que en el mismo periodo de 2014, lo que equivale al 2,44% del PIB, frente al 3,05% de un año antes, según datos del Ministerio de Hacienda.

 

De esta forma, el déficit del Estado se mantiene dentro de los márgenes de cumplimiento del objetivo para el año 2015, que se sitúa en el 2,9% del PIB.

 

Esta reducción del déficit del Estado se debe al aumento de los ingresos no financieros en un 4% y al descenso de los gastos en un 1,2%.

 

Los datos de ejecución del mes de julio incluyen la liquidación definitiva del sistema de financiación de las comunidades autónomas y las corporaciones locales correspondientes al ejercicio 2013, que afecta tanto a los ingresos del Estado (por las cantidades que se reciben de las Administraciones Territoriales), como a los gastos (por las que el Estado les debe transferir).

 

Esta liquidación ha resultado a favor de las comunidades autónomas por importe de 1.732 millones de euros, mientras que la liquidación de las entidades locales ha dado lugar a un saldo positivo para el Estado de 524 millones de euros.

 

AUMENTAN UN 6% LOS INGRESOS POR IMPUESTOS

 

Por el lado de los ingresos, entre enero y julio de este año los recursos no financieros del Estado ascienden a 100.785 millones de euros, un 4% en tasa interanual.

 

Esto se debe a la favorable evolución de los ingresos impositivos, que presentan un crecimiento interanual del 5,9%, hasta los 85.856 millones de euros, debido, según Hacienda, a la mejora de la actividad económica y el empleo.

 

Los impuestos sobre la producción y las importaciones crecieron un 7,5%, principalmente por el “gran dinamismo del IVA”, que registró un incremento del 8,1% respecto al año anterior. También destaca Hacienda el aumento de los impuestos medioambientales, que en su conjunto se han incrementado más de un 52%.

 

Este aumento de los impuestos medioambientales se debe a la recaudación de las nuevas figuras impositivas que se crearon para financiar los costes del sistema eléctrico.

 

Los ingresos por impuestos sobre la renta y el patrimonio, que incluyen IRPF e Impuesto sobre Sociedades, han crecido un 3,4% hasta julio, a pesar de la rebaja aplicada en la reforma fiscal.

 

Las transferencias entre Administraciones Públicas aumentan un 33,9%, principalmente por el efecto de la liquidación definitiva del año 2013 del sistema de financiación de las comunidades autónomas y las corporaciones locales.

 

El aumento de ingresos por impuestos y transferencias entre las administraciones compensa, según explica Hacienda, los descensos registrados en las rentas de la propiedad, que disminuyen un 44,3%.

 

Al igual que en meses anteriores, este descenso se debe a la caída de dividendos por el descenso de los correspondientes al Banco de España y a los menores ingresos por intereses, que disminuyen un 52,6%.

 

Concretamente, el descenso de intereses se debe a que en 2015 se ha fijado un tipo de interés del 0% para todos los préstamos que tuviesen las comunidades autónomas y las entidades locales con cargo a los mecanismos extraordinarios de financiación, mientras que en el primer semestre de 2014 los intereses devengados del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) y del Fondo de Pago a Proveedores ascendieron a 1.421 millones.

 

CAEN LOS GASTOS DEL ESTADO, PESE AL PAGO DEL 25% DE LA EXTRA

 

Por otro lado, los gastos no financieros del Estado alcanzaron los 127.558 millones hasta julio, un 1,2% menos que en el mismo periodo de 2014, pese a que incluyen dos operaciones sin correspondencia en el año anterior, que son el coste extraordinario por la producción de energía eléctrica en los territorios no peninsulares y la devolución del 25% e la paga extra de 2012 a los empleados públicos. Descontando ambas operaciones, los gastos caerían un 1,8% hasta julio.

 

Las transferencias corrientes entre administraciones, que son la partida de mayor volumen (57% del total), cayeron un 2,9% interanual, por el descenso de las transferencias a los Fondos de la Seguridad Social, que caen un 14,2% tras el recorte del 30,8% en las destinadas al Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE).

 

En el sentido contrario, aumentan las transferencias a los organismos de la Administración Central, un 4,5%, así como las realizadas a las comunidades autónomas, que crecen un 1,3%, con 43.042 millones, incluidos los resultados de la liquidación definitiva del ejercicio 2013. Las transferencias a corporaciones locales fueron 9.921 millones de euros, un 0,8% menos que en 2014, también tras dicha liquidación.

 

CAE EL GASTO EN INTERESES

 

En la evolución de los gastos corrientes destaca la evolución del gasto por intereses, que disminuye una 0,4% respecto al año anterior, lo que refleja la mejora de las condiciones de financiación.

 

Entre las partidas que aumentan, Hacienda destaca los consumos intermedios, con un crecimiento del 3,1%, por los mayores gastos de emisión y colocación de deuda y por los mayores gastos electorales respecto a 2014, y la remuneración de asalariados, que representa un aumento del 1,8%, debido al abono en enero de 44 días de la paga ‘extra’ de 2012.

 

También aumentan las prestaciones sociales distintas de las transferencias sociales en especies, que crecen un 4,3% por el aumento de las personas de clases pasivas, que se incrementan un 3,3%.

 

Dentro de los gastos de capital, la formación bruta crece un 4,2%, así como el aumento de las ayudas a la inversión y otras transferencias de capital, que aumentan en 287 millones, por los gastos de subsidiación de intereses de préstamos y la aportación efectuada al ADIF-alta velocidad, ambas transferencias sin correspondencia en 2014.

 

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada