La CE recuerda que estudiará medidas de seguridad en el transporte ferroviario

La CE recuerda que estudiará medidas de seguridad en el transporte ferroviario.

La CE recuerda que estudiará medidas de seguridad en el transporte ferroviario.

La Comisión Europea (CE) recordó hoy que estudiará próximamente nuevas medidas de seguridad en el transporte ferroviario después de que así lo reclamaran los ministros del Interior de nueve países miembros, incluida España, este sábado en París, tras el fallido atentado del 21 de agosto en un tren Thalys.

“Se estudiarán medidas que se plantearán en el comité de expertos de seguridad en el transporte el 11 de septiembre, en el consejo extraordinario de ministros del Interior de la Unión Europea (UE) del 14 de septiembre y en la reunión de ministros de Transportes del 8 de octubre”, dijo el portavoz de la CE Jakub Adamowicz.

 

“En esas citas se tratarán detalles sobre cómo reforzar la seguridad en los trenes”, añadió el portavoz, que dijo que aún es “demasiado pronto” para pronunciarse sobre si una de las iniciativas podría ser la extensión del registro de datos de pasajeros que existe en la aviación (PNR, en inglés) al transporte ferroviario.

 

Precisamente este lunes el ministro de Interior de Bélgica, Jan Jambon, ha anunciado que el país creará un PNR a nivel nacional y para todos los modos de transporte.

 

Las bases de datos PNR en el transporte aéreo, creadas entre la UE y EEUU tras los atentados del 11 de septiembre de 2001, existen ya a nivel nacional en otros países de la UE como reino Unido, Italia, España y, en breve, también en Francia y Bélgica.

 

La reunión de este 29 de agosto en París se produjo después que el día 21 del mismo mes el supuesto yihadista de origen marroquí Ayoub al Khazzani consiguiera entrar armado hasta los dientes en el tren sin que nadie reparase en la amenaza de su presencia ni en el arsenal que llevaba encima.

 

Los ministros de Francia, España, Italia, Suiza, Alemania, Luxemburgo, Bélgica, Holanda y Reino Unido acordaron reforzar el control de la identidad de los pasajeros y la inspección visual de los equipajes tanto en estaciones como en vagones.

 

Asimismo, abogaron por ampliar las “patrullas mixtas” con fuerzas del orden de diversos países, que ya existen en este momento, y se aumentará la cooperación en aduanas y entre los servicios de inteligencia de cada país.

 

Ante las dudas que ha suscitado esta iniciativa, los responsables insistieron mucho en que cualquier acción estará enmarcada dentro del respeto al tratado de Schengen, que permite la libre circulación de personas.

 

Sin embargo, los nueve países piden a la Comisión Europea que examine “una modificación puntual de las reglas del código Schengen que permita controles permanentes allá y solo allá donde sea necesario”.

 

En esta línea, el ministro español de Interior, Jorge Fernández Díaz, consideró el sábado que este código “ha de ser susceptible de interpretarse de forma que, al tiempo que garantiza la libertad de circulación, garantice también la seguridad de los viajeros”.

 

A propósito del código se pronunció el portavoz de la CE Margaritis Schinas en la rueda de prensa diaria recordando que la postura del Ejecutivo es que “Schengen no es el problema”.

 

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada