Citroen se inspira en el Mehari y reinterpreta la idea en el Cactus

C4Citroen ha mostrado las imágenes del ‘concept car’ que llevará al Salón del Automóvil de Fráncfort, en la segunda quincena de este mes de septiembre, una interpretación descubierta del C4 Cactus fabricado en la factoría de Madrid del grupo PSA basada en la filosofía del Mehari.

El resultado de esta inspiración, bajo la denominación Cactus M, es una interpretación del Cactus en la que se coloca el ocio en el centro de la experiencia a bordo.

 

La marca francesa explica en una nota de prensa que el Cactus M, ya sugerido por el Citroën C4 Cactus, busca ser aún más todocamino y confirma su filiación con el concept Citroën Aircross presentado en Shanghai el pasado mes de abril.

 

Las aletas están esculpidas alrededor de las ruedas, haciéndole aún más robusto; su parabrisas retrasado; la carrocería sobre elevada, y el diámetro de sus ruedas aumentado, refuerzan su personalidad.

 

En los laterales de la carrocería, unas grandes puertas en material plástico definen al vehículo, recordando el espíritu del célebre Méhari, que tenía la misma filosofía.

 

El habitáculo, completamente abierto, permite acceder a los asientos de la segunda fila franqueando el borde de la carrocería y apoyándose en una inserción situada en el flanco trasero.

 

El diseño interior, según el fabricante, ilustra esta concepción por la utilización de materiales técnicos procedentes de las actividades al aire libre.

 

El habitáculo se puede lavar con una manguera, gracias a los evacuadores integrados en las zonas de los pies y sus asientos, inspirados en el mundo del surf, están recubiertos de tejido de neopreno coloreado que ofrece confort y estanqueidad.

 

El Citroën Cactus M se distingue también por su modularidad, algo que ofrece sobre todo el arco del techo, que permite a los pasajeros almacenar todo su material (wakeboard, tabla de windsurf…).

 

El Cactus M representa la libertad extrema gracias a la modularidad de su habitáculo, que se transforma en litera, y a su capota del techo que se puede utilizar como una tienda de campaña.

 

Esta capota, sostenida por un nuevo sistema de inflado, ofrece también protección en caso de lluvia.

 

Este nuevo concepto, que llega un año después del lanzamiento del C4 Cactus, muestra acentuado el estilo crossover del modelo por medio de elementos específicos.

 

Los flancos han sido esculpidos para acentuar su mayor altura libre al suelo y la impresión de suspensión de la carrocería. La utilización de ruedas Tall & Narrow permite agrandar el diámetro de la rueda disminuyendo al mismo tiempo su anchura y con ello aumentar la altura de la carrocería. Esta impresión se ve reforzada por los pasos de rueda.

 

El carácter robusto del Cactus M se ve acentuado por la inclinación del parabrisas de 60° y por el espesor de su montante, que inspira robustez.

 

Los bajos de los paragolpes delantero y trasero y los retrovisores se han concebido a partir del concept Citroën Aircross, al tiempo que los ganchos de remolque o los retrovisores transmiten protección y calidad.

 

La playa, la arena, la sal y el agua son elementos opuestos a un vehículo, explica Citroën, para añadir que el Cactus M ha sido concebido para este mundo, para vivir más intensamente el ocio, sin preocupaciones, de modo que esta concepción ha guiado la elección de la formas, de los materiales, de las tecnologías y de los colores.

 

El Citroën Cactus M presenta un formato con 4,16 metros de longitud, 1,77 de anchura y 1,48 de altura, y este ‘concept’ cuenta con una cadena de tracción de gasolina de 110 caballos con caja automática.

 

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada