El Ibex cede un 2,2%, por debajo de los 9.900 puntos, y acumula una pérdida semanal del 5,13%

El Ibex 35 ha cerrado la sesión de este viernes con un retroceso del 2,2%, lo que ha llevado al selectivo a situarse por debajo de los 9.900 enteros (9.821,8) tras la apertura a la baja de Wall Street una vez publicados los datos de paro del mes de agosto en Estados Unidos, algo inferiores a los esperados. De este modo, el selectivo acumula una caída semanal del 5,13%.

 

En el mercado de deuda, la prima de riesgo se elevaba hasta los 141,7 puntos básicos, con la rentabilidad del bono a diez años en el 2,081%. Mientras, en el mercado de divisas, el euro se intercambiaba a 1,110%.

 

Una vez superado el ‘efecto Draghi’, las principales bolsas del Viejo Continente se han sumido en pérdidas superiores al 2%, con París perdiendo un 2,76%, Francfort un 2,62% y Londres un 2,34%. Los mercados anticipan así un posible retraso de la subida de tipos de interés en Estados Unidos.

 

Sacyr se ha erigido como el peor valor de la jornada con una caída del 5,7%, seguido de ArcelorMittal (-5,72%) y Banco Sabadell (-4,5%) tras la rebaja de Credit Suisse. Gamesa (-3,79%) y Repsol (-3,59%) han completado los cinco primeros puestos del ranking de pérdidas. Tan solo Abengoa, con una subida del 3,31%, e IAG (+0,14%) han conseguido mantener el tipo.

 

los ‘blue chips’ tampoco se han desprendido de los números rojos y han registrado retrocesos que han oscilado entre el 0,9% de Endesa y el 3,59% de Repsol. Inditex se ha dejado un 3,03%, Santander un 2,8%, BBVA un 2,34%, Telefónica un 2,02% e Iberdrola un 1,4%.

 

RETROCESO DEL 5,13% SEMANAL

 

Al igual que las principales plazas europeas, el selectivo español comenzó la jornada con caídas cercanas al 1,5% que se vieron agravadas pasada la media sesión tras conocerse el dato de paro de Estados Unidos que, si bien muestra que se crearon 173.000 empleos durante el pasado mes de agosto, las cifras se han situado muy por debajo de las expectativas.

 

Esta circunstancia ha llevado al Ibex a cerrar por debajo de los 9.900 puntos, a aproximarse a sus mínimos del año y a acumular una caída semanal del 5,13% y anual del 4,46%. En estos cinco días de recortes, Abengoa (-13,83%), OHL (-11,25%), Sabadell (-11,66%) y Repsol (-10,75%) han sido los valores más castigados.

 

El analista de XTB Carlos Fernández ha explicado a Europa Press que a lo largo de la semana se ha vivido un “ligero intento de recuperar parte del terreno perdido” durante las semanas anteriores, afectadas por las dudas sobre el crecimiento de China, “pero enseguida ha quedado patente que no hay fuerza suficiente para romper resistencias y tomar aire”.

 

El experto ha señalado que tras la reunión del Banco Central Europeo (BCE) en la que el presidente de la institución, Mario Draghi, anunció que rebajaba las perspectivas de crecimiento de la eurozona hasta 2017, se ha comprobado que “la preocupación por una recaída en la economía europea es evidente”, por lo que el instituto emisor podría aumentar su programa de compra de activos más allá de septiembre de 2016, fecha tope anunciada inicialmente.

 

Finalmente, Fernández ha avanzado que la semana que viene será “trascendental” para los inversores. “El fuerte castigo acumulado en todos los índices mundiales ha hecho que coticen en zonas claras de soportes de largo plazo. Se acerca la hora de los alcistas, que en caso de no responder, pondrían en serio peligro las tendencias de largo plazo y podríamos asistir a un claro cambio de escenario para los próximos meses, con un serio debilitamiento de la renta variable”, ha indicado, al tiempo que ha destacado que es “de vital importancia” que el Ibex aguante los 9.500 puntos.

 

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada