La española Alsa gana el concurso de los autobuses urbanos de Oporto

Imagen de un autobús de la empresa española ALSA, haciendo el servicio de transporte urbano de Agadir, la segunda ciudad donde opera en Marruecos.

Imagen de un autobús de la empresa española ALSA, haciendo el servicio de transporte urbano de Agadir, la segunda ciudad donde opera en Marruecos.

La compañía española Alsa resultó vencedora del concurso lanzado por el Estado portugués para privatizar la gestión de la compañía de autobuses urbanos SCTP, que da servicio a la ciudad de Oporto.

Así lo anunció hoy el Gobierno luso, que reveló también que la gestión del metro de Oporto -hasta ahora pública- pasará a manos e la empresa francesa Transdev después de que su oferta fuera la ganadora en su categoría.

 

La subconcesión del metro y el autobús de la ciudad lusa fue otorgada inicialmente al consorcio español Transportes Ciudad Condal (TCC) de Barcelona, formado por las catalanas TMB y Moventis, pero el Ejecutivo decidió anularlo el mes pasado por falta de pago de una de las fianzas exigidas y relanzó el concurso.

 

Fuentes del Ministerio de Economía explicaron que, tanto Alsa como Transdev, presentaron las mejores propuestas en términos económicos, sin dar detalles sobre las cifras totales, aunque la firma del acuerdo definitivo no se producirá hasta que se obtenga el visto bueno de las autoridades correspondientes, entre ellas Competencia y el Tribunal de Cuentas.

 

El anuncio fue realizado por el ministro de Economía, António Pires de Lima, y por el secretario de Estado de Transportes, Sérgio Silva Monteiro, quienes apenas avanzaron que el Estado se ahorrará 18 millones de euros más con la victoria de Alsa y Transdev respecto al precio pactado con TMB y Moventis.

 

La decisión el Ejecutivo luso, de signo conservador, de relanzar el concurso pese a la cercanía de las elecciones generales -programadas para el próximo 4 de octubre- fue contestada tanto por la oposición de izquierdas como por los sindicatos, que defendían mantener tanto el metro como los autobuses urbanos bajo gestión pública.

 

El Gobierno, por el contrario, inscribe esta medida dentro de su política de ajustes para reducir el déficit público.

 

El metro de Oporto y la compañía de autobuses STCP prestan servicio a la ciudad -la segunda más importante del país- y su área metropolitana, donde se calcula que viven en torno a 1,5 millones de personas.

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada