Los ministros de Agricultura de la UE se reúnen el lunes para adoptar soluciones contra crisis del sector lácteo

Los ministros de Agricultura de la Unión Europea (UE) se reunirán este lunes, 7 de septiembre, en un Consejo extraordinario convocado para abordar la crisis económica a la que se enfrentan distintos sectores, entre ellos el lácteo y el porcino.

 

En este encuentro, convocado de forma extraordinaria a finales de julio y que coincidirá con una manifestación convocada por distintas organizaciones, los ministros de Agricultura de los 28 intentarán encontrar soluciones para dar respuesta a la crisis que vive el sector lácteo desde hace unos meses, como consecuencia de la caída de los precios de la leche.

 

En este sentido, se espera que el comisario europeo de Agricultura y Desarrollo Rural, el irlandés Phil Hogan, presente sobre la mesa un paquete de medidas concretas que sirvan para paliar los efectos que está teniendo esta crisis para el sector.

 

Mientras tanto, España ya ha presentado al Ejecutivo comunitario una serie de propuestas que la ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, hizo llegar a Hogan en una reunión que mantuvieron el pasado lunes.

 

Así, la ministra Tejerina trasladó a la Comisión las principales reivindicaciones españolas, que antes habían sido pactadas con sus homólogos de Francia, Italia y Portugal. En concreto, España solicita elevar el precio de intervención de la leche “como medida excepcional” para lograr que “sea atractiva, de tal manera que se retire el producto del mercado y se equilibre la oferta”.

 

Además, los cuatro países piden a la Comisión que se ponga en marcha el almacenamiento privado para quesos y que se aumenten las ayudas que se pueden anticipar a los ganaderos de la PAC, por encima del actual 50%. Por otro lado, proponen crear un grupo de alto nivel a medio plazo que “analice en detalle todo lo que afecte al sector”.

 

LA COMISIÓN, EN CONTRA DE SUBIR EL PRECIO DE INTERVENCIÓN

 

No obstante, el comisario ya se mostró “reacio” a la petición principal del Gobierno español de subir el precio de intervención de la leche para preservar “la orientación al mercado” tras el fin de las cuotas lácteas pactada por los Gobiernos y la Eurocámara en 2013.

 

“Soy reacio, aunque no he descartado nada, a entrar en nuevas propuestas que dañarían la perspectiva de nuestra orientación de mercado y alentaría a los productores a poner sus productos en la intervención en lugar de buscar nuevas oportunidades de mercado”, explicó Hogan.

 

Sin embargo, fuentes diplomáticas han asegurado que esta posibilidad está apoyada “abiertamente” por quince Estados miembros, mientras que “todos menos cuatro” la verían con buenos ojos. Así, las mismas fuentes aseguran que el problema es que la única persona que se ha mostrado públicamente en contra de subir el precio de intervención es el propio comisario.

 

“MUY DIFÍCIL” VOLVER A LAS CUOTAS LÁCTEAS

 

Sobre la posibilidad de volver a las cuotas lácteas de forma temporal, las mismas fuentes han asegurado que se trata de un escenario “muy difícil” ya que “sería volver atrás” y existe “cierto consenso en que las cuotas no son el camino y la Comisión no está en esa línea”.

 

En cualquier caso, estas fuentes destacan que “todas las propuestas están sobre la mesa” y reconocen que las soluciones “tendrán que tener cierta flexibilidad por la sensibilidad de cada país”.

 

Por otro lado, fuentes europeas han destacado que también está sobre la mesa de negociaciones la posibilidad de utilizar el dinero recaudado por las multas impuestas al haber sobrepasado la producción permitida en la última campaña de cuotas, conocida como supertasa.

 

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada