El Papa dice que el viaje a EE.UU. es importante para acercarse a sus ciudadanos

El papa Francisco durante la audiencia general de los miércoles en la plaza de San Pedro en el Vaticano.

El papa Francisco durante la audiencia general de los miércoles en la plaza de San Pedro en el Vaticano.

El papa Francisco reconoció que el viaje que emprenderá a Estados Unidos (EEUU) desde el próximo 22 hasta el 27 de septiembre es importante porque le permitirá acercarse a los ciudadanos del país para conocer su historia y su cultura.

 

“Para mí es muy importante (este viaje a EEUU) para encontrarlos a ustedes, a los ciudadanos de EEUU que tienen su historia, su cultura, sus virtudes, sus alegrías, sus tristezas, sus problemas como toda la gente”, dijo el papa en una videoconferencia televisada por la cadena estadounidense ABC, según confirmó hoy la Santa Sede en un comunicado.

 

“Por eso es tan importante este viaje, para hacerme cercano al camino y a la historia de ustedes”, agregó Jorge Bergoglio durante esta charla vía satélite, en la que conectó al mismo tiempo con grupos católicos de Chicago, Los Ángeles y Texas.

 

Además, durante las conversaciones el papa Francisco envió “un cariñoso saludo a la comunidad católica de EE.UU. y a todos los ciudadanos” del país.

 

Bergoglio se refirió también a problemas actuales como la pobreza, el hambre o el éxodo de refugiados e inmigrantes que huyen de sus países de origen “buscando un futuro mejor”.

 

En esta línea, condenó el hecho de que haya “gente que pasa hambre, que no tiene para crecer, que no tiene para salud, que muere niño, que no tiene para la educación”.

 

Y lamentó la situación en la que se encuentran aquellos que “no tienen casa” o que “hoy día, lo estamos viendo, migran de su país buscando futuro mejor, y mueren, tantos mueren durante el camino”.

 

Ante estas situaciones, el pontífice argentino insistió en que “el mundo tiene que tomar más conciencia que la explotación de uno con otro no es un camino” y apostar por “la amistad social” y no por “la enemistad”.

 

“Todos tenemos responsabilidad sobre todos. Ninguno puede decir: ‘mi responsabilidad llega hasta aquí'”, subrayó.

 

Finalmente, respecto a los jóvenes manifestó que es necesario que “no caminen solos en la vida”, sino “que se dejen acompañar pero con buenas compañías”, y que lo hagan “con valentía” porque “la valentía te da alegría y la alegría te da esperanza que es un regalo de Dios, obviamente”.

 

Uno de los momentos más emotivos fue cuando el papa escuchó el testimonio de una joven que padecía una rara enfermedad en la piel y que le confesó que había encontrado consuelo en la música.

 

El papa le pidió, en inglés, que le cantara una canción y cuando ella titubeó le animó diciendo: “sé valiente”.

 

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada