Drivy capta en un mes 100 vehículos para alquilar entre particulares en España

La plataforma de alquiler de coches entre particulares Drivy ha captado en un mes 100 vehículos en España, tras abrir a finales de julio en Barcelona su oficina nacional, han informado a Europa Press fuentes de la compañía.

 

Drivy nació hace cinco años en Francia, donde es líder en su sector, y en 2014 abrió en Alemania, mientras que en España opera desde Barcelona, aunque para octubre prevé potenciar el mercado madrileño, y a finales de año abarcar todo el territorio nacional.

 

Unos 70 vehículos de los captados en su primer mes de actividad se encuentran en Barcelona y localidades cercanas, mientras que también hay ya particulares que han puesto a disposición de otros usuarios su vehículo en Madrid y País Vasco.

 

Drivy funciona de forma que cada usuario pone en la plataforma el precio que desea percibir por alquilar su coche cuando no lo utiliza, lo que puede ser desde un mínimo de medio día hasta un máximo de 31.

 

Para asegurar el vehículo mientras está alquilado, propietario y usuario firman a través de la plataforma un seguro con Allianz que cubre incidencias y proporciona asistencia en viaje.

 

Cuando concluye el alquiler, el propietario recibe un 70% del importe, otro 15% va para el pago del seguro, y Drivy percibe el otro 15% restante.

 

El responsable de Drivy en España, Jaume Suñol, ha explicado a Europa Press que la media de alquiler suelen ser dos o tres días, por parte de personas sin vehículo propio que deciden alquilar uno para hacer “escapadas” fuera de su ciudad.

 

En el lado de los particulares que deciden alquilar su coche, están personas que no lo utilizan habitualmente y que ven en esta plataforma colaborativa una vía para reducir costes de mantenimiento, que Drivy calcula en una media de 2.000 euros anuales entre aparcamiento, impuestos y combustible.

 

Entre Francia, Alemania y España, la plataforma de economía colaborativa cuenta actualmente con 40.000 coches y 700.000 usuarios, y ha realizado adquisiciones de competidores en el mercado galo (Buzzcar y Livop) y alemán (Autonetzer); sus competidores en España son Social Car y Amovens.

 

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada