El Papa dice que violencia es alzar muros contra quien busca un lugar de paz

El papa Francisco hoy en el rezo del Ángelus en la Plaza de San Pedro, en Ciudad del Vaticano.

El papa Francisco hoy en el rezo del Ángelus en la Plaza de San Pedro, en Ciudad del Vaticano.

El papa Francisco hizo hoy un llamamiento por la paz y afirmó que nadie puede ser indiferente a quienes sufren la violencia, que sucede tanto en las guerras como cuando se alzan “muros para frenar a quien busca un lugar de paz”.

“La paz es siempre posible”, afirmó el pontífice en un mensaje enviado a los participantes del encuentro internacional por la paz promovido por la Comunidad de Sant’Egidio, que se celebra hasta el 8 de septiembre en Tirana, informó la Santa Sede.

 

“Es necesario reafirmar esta verdad sobre todo hoy, cuando en algunas partes del mundo parecen prevalecer la violencia, las persecuciones y los abusos contra la libertad religiosa”, prosiguió.

 

Aseguró que no es posible ser “indiferente a quienes sufren por la guerra y la violencia”, como “alzar muros y barreras para frenar a quien busca un lugar de paz”.

 

“Es violencia obligar a retroceder a quienes huyen de condiciones inhumanas y buscan un futuro mejor. Es violencia marginar a niños y ancianos de la sociedad y de su propia vida. Es violencia incrementar la brecha entre quien desperdicia lo superfluo y quien carece de lo necesario”, agregó.

 

El papa Francisco recordó que eligió Albania como el primer país europeo que visitó porque quiso “alentar la senda de la convivencia pacífica después de las trágicas persecuciones sufridas por los fieles albaneses en el siglo pasado” y aplaudió que el país se haya convertido en “símbolo de la convivencia pacífica y entre religiones”.

 

“Nadie puede usar el nombre de Dios para cometer violencia”, subrayó Jorge Bergoglio, ni tampoco “asesinar en nombre de Dios” ni discriminar en su nombre.

 

“Garantizar la paz es siempre posible y no es una afirmación ingenua, sino que expresa nuestra fe en que nada es imposible sin Dios”, concluyó el papa.

 

CADA PARROQUIA, UNA FAMILIA

 

El Papa Francisco también llamó el domingo a todas las parroquias y comunidades religiosas de Europa a acoger a una familia de inmigrantes, en un gesto de solidaridad que dijo partiría en casa, en el pequeño Estado Vaticano en donde reside.

“Insto a las parroquias, a las comunidades religiosas, a los monasterios, a los santuarios de toda Europa a (…) acoger a una familia de refugiados cada una”, dijo el Papa en su discurso semanal de los domingos en El Vaticano.

 

La multitud reunida en la Plaza San Pedro aplaudió al Sumo Pontífice, quien es nieto de inmigrantes italianos que llegaron a Argentina. “Cada parroquia, cada comunidad religiosa, cada monasterio, cada santuario en Europa, reciban a una familia”.

 

El pedido del Papa se extiende a las decenas de miles de parroquias católicas de Europa, en momentos en que el número de refugiados que llegan por tierra desde los Balcanes y por mar tras cruzar el Mediterráneo hasta Italia y Grecia alcanza niveles récord.

 

Existen más de 25.000 parroquias sólo en Italia y más de 12.000 en Alemania, hasta donde desean llegar muchos de los sirios que huyen de la guerra civil y personas que intentan escapar de la pobreza en otras naciones.

 

Dos parroquias en El Vaticano recibirán familias de refugiados en los próximos días, dijo el Papa, cuyo primer viaje después de ser elegido como líder de los católicos del mundo fue a la isla italiana de Lampedusa, donde muchos inmigrantes arriban desde Túnez.

 

La Guardia Costera italiana dijo el sábado que había coordinado el rescate de 329 inmigrantes que emitieron llamados de auxilio desde embarcaciones de goma.

 

El pontífice dijo que recibir a familias de inmigrantes era un “gesto concreto” a fin de prepararse para un “Jubileo” extraordinario que abordará el tema de misericordia y que comenzará el 8 de diciembre.

 

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada