Los empresarios españoles pretenden “recuperar” la capacidad de inversión en Irán

 Los ministros españoles de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo (2d); Fomento, Ana Pastor (2i), e Industria, José Manuel Soria (i), a su llegada ayer al aeropuerto de Teherán, para iniciar un viaje oficial que tiene por objetivo estimular la relación bilateral entre ambos países y que cuenta con un marcado carácter económico.

Los ministros españoles de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo (2d); Fomento, Ana Pastor (2i), e Industria, José Manuel Soria (i), a su llegada ayer al aeropuerto de Teherán, para iniciar un viaje oficial que tiene por objetivo estimular la relación bilateral entre ambos países y que cuenta con un marcado carácter económico.

El vicepresidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Joaquín Gay de Montellá, celebró hoy el inicio del relanzamiento de las relaciones económicas de Irán tras el acuerdo nuclear y dijo que España quiere “recuperar” la capacidad de inversión que tenía en 2010 en el país.

Gay de Montellá hizo estas declaraciones durante la inauguración en la ciudad de Teherán de un acto empresarial en la Cámara de Comercio, Industria y Minas (Iccima), en el que participan empresarios españoles e iraníes.

 

Medio centenar de empresarios españoles se encuentran de viaje oficial en Irán junto a los ministros de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo; Fomento, Ana Pastor; e Industria, José Manuel Soria.

 

“Queremos recuperar toda la capacidad que teníamos de comercio e inversiones hasta 2010 o 2011″, dijo.

 

El vicepresidente de la CEOE, que representa a 240 grupos de actividad industrial y servicios y a dos millones de empresas españolas, señaló que se abre en Irán la “gran oportunidad” de intercambiar comercio e inversiones.

 

“España hoy tiene capacidades muy notables”, aseguró, y recordó que este país es uno de los cuatro principales motores de Europa y el que mayor crecimiento tiene con un 3 % del PIB.

 

Insistió en que los empresarios españoles tienen “una alta capacidad de poder hoy para establecer alianzas y acuerdos comerciales con Irán” y, en este sentido, animó a los empresarios españoles a que inviertan en la República Islámica.

 

“Irán es la estabilidad de todo el área, uno de los mayores productores de petróleo y el segundo en gas”, añadió.

 

Infraestructuras, renovables, automoción, agroalimentación o biotecnología son los sectores que citó Gay de Montellá para establecer “relaciones de verdad”.

 

El presidente de la Cámara de Comercio de España, Manuel Teruel, se expresó en el mismo sentido y valoró ese relanzamiento de las relaciones económicas que abre “oportunidades” que España y sus empresas aprovecharán.

 

La República Islámica es la segunda economía de Oriente Medio, el segundo país de la región en volumen de reservas de petróleo y el quinto productor mundial de gas natural, según informaron fuentes diplomáticas españolas.

 

El desarrollo del programa nuclear motivó el establecimiento de sanciones -tanto de Naciones Unidas como de la UE y Estados Unidos- que afectaron sobre todo a su capacidad de producir y exportar petróleo y de realizar transferencias internacionales de fondos.

 

El acuerdo nuclear del 14 de julio entre Irán y el Grupo 5+1 (EEUU, Francia, China, Rusia, Reino Unido y Alemania) dio paso a la resolución 2231 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas y abre la puerta al levantamiento de las sanciones y a la plena inserción del país en el comercio internacional.

 

Las sanciones significaron una importante reducción de los intercambios comerciales, por lo que la perspectiva de su levantamiento ha despertado el interés de las empresas españolas.

 

Irán es un mercado de 80 millones de personas, con un elevado nivel de preparación, una renta per cápita media de 22.884 dólares, un crecimiento del PIB del 2 % y un PIB de 412.977 millones de dólares, lo que le hace ser la segunda economía de la región, por detrás de Arabia Saudí.

 

Las exportaciones españolas a Irán en 2014 alcanzaron la cifra de 295.000 millones de euros. Irán es el cliente número 69 de España y éste era en 2011, antes de las sanciones, el sexto cliente de la República Islámica.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada