Toshiba perdió 284 millones en su ejercicio fiscal 2014

Toshiba ha publicado finalmente este lunes sus cuentas del ejercicio fiscal 2014, que concluyó el pasado mes de marzo y debían haber sido publicadas el pasado mes de mayo, en las que la multinacional japonesa reconoce pérdidas de 37.800 millones de yenes (284 millones de euros).

 

El resultado de la compañía nipona, salpicada por un escándalo contable tras haberse descubierto que había inflado sus cuentas durante seis años, contrasta así con el beneficio de 60.200 millones de yenes (452 millones de euros) registrado un año antes y el beneficio de 120.000 millones de yenes (901 millones de euros) inicialmente estimado para el ejercicio 2014.

 

Las ventas de Toshiba sumaron en el conjunto del ejercicio 2014 un total de 6,65 billones de yenes (49.921 millones de euros), un 2,6% más, con un alza del 11% en energía e infraestructuras y del 5% en electrónica, mientras el área de estilo de vida facturó un 11% menos.

 

En el cuarto trimestre de su ejercicio fiscal 2014, la compañía japonesa registró pérdidas de 145.000 millones de yenes (1.088 millones de euros), frente al beneficio neto de 11.973 millones de yenes (90 millones de euros un año antes.

 

Toshiba ha expresado “sus más sinceras disculpas” por las malas prácticas contables que han minado la confianza de accionistas, clientes y empresarios.

 

En este sentido, la compañía ha informado de que suprimirá el pago del dividendo provisional del ejercicio 2015 y ha reformado la composición de su consejo de administración, que pasará a estar formado por once miembros en vez de los dieciséis actuales.

 

Asimismo, además de otras medidas para mejorar la gobernanza de la compañía, Toshiba estudia implementar planes de retribución para sus directivos basados sobre la evolución de la firma en el medio y largo plazo.

 

El pasado 31 de agosto, Toshiba solicitó aplazar hasta este lunes la publicación de sus cuentas anuales al considerar que necesitaba más tiempo para determinar sus resultados de 2014, que inicialmente debía haber publicado en mayo de este año.

 

En julio, un informe independiente desveló que la multinacional había inflado su beneficio antes de impuestos e intereses en 151.800 millones de yenes (1.116 millones de euros) entre 2008 y 2014, lo que se saldó con la dimisión de varios directivos de Toshiba, incluyendo su presidente y consejero delegado, Hisao Tanaka.

 

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada