Cavaco Silva instó a los responsables públicos a tomar decisiones teniendo en cuenta la realidad del país

Cavaco SilvaEl presidente de Portugal, Aníbal Cavaco Silva, advirtió hoy de que pese a la mejora a nivel macroeconómico del país sus problemas todavía no están resueltos, por lo que exigió responsabilidad a los dirigentes políticos.

Durante su discurso para clausurar el encuentro anual del Consejo de la Diáspora -creado por el propio jefe de Estado y que reúne a los portugueses más destacados que trabajan en el extranjero-, Cavaco Silva alertó contra la “ilusión de pensar” que las dificultades ya pasaron y reclamó no tener miedo al cambio.

El presidente incidió en que aún existen “grandes desafíos y muy exigentes” por delante e instó a los responsables públicos a tomar decisiones teniendo en cuenta la realidad del país, y no “por meros impulsos”.

Cavaco Silva -quien antes de ser jefe de Estado ya ocupó el cargo de primer ministro como líder del conservador Partido Social Demócrata- lanzó veladas críticas a la clase política lusa, tal y como ya había hecho en anteriores ocasiones.

“En un discurso pueden decir cualquier cosa que les venga a la cabeza, incluyendo los mayores disparates. Pero la realidad acaba imponiéndose y hay alguien que siempre paga la factura”, recalcó.

En su opinión, es “fundamental” que los dirigentes políticos “conozcan las barreras a las que el país se enfrenta, las restricciones que afronta”, para hacer “un análisis fundamentado” que permita tomar las decisiones adecuadas.

Cavaco Silva recordó que Portugal concluyó con éxito su programa de rescate financiero en 2014 -dijo adiós a la troika de acreedores el pasado mes de mayo- y no necesitó ayuda adicional de la UE y el Fondo Monetario Internacional.

El presidente luso destacó la “corrección significativa de los desequilibrios macroeconómicos” registrada a lo largo de los últimos años, que apunta a una “transformación estructural” de la economía, aunque consideró un riesgo “tener miedo del cambio” y no seguir avanzando.

Portugal regresará en 2014 al crecimiento después de tres años consecutivos de recesión, y las previsiones oficiales del Ejecutivo esperan cerrar el ejercicio con una subida del PIB del 1 %.

Esta mejora también estuvo acompañada de una reducción de la tasa de desempleo de casi dos puntos, hasta situarse en torno al 13 % durante el tercer trimestre.

 El presidente de Portugal, Anibal Cavaco Silva. ARCHIVO.

El presidente de Portugal, Anibal Cavaco Silva. ARCHIVO.

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada