Alemania quiere apoyar al sector automovilístico en la conducción automática

Alemania quiere apoyar al sector automovilístico en la conducción automática y aspira a abrir el camino desde el punto de vista tecnológico en el proceso de transformación de los automóviles.

El ministro de Transporte alemán, Alexander Dobrindt, dijo hoy en, que el consejo de ministros acordó hoy una estrategia que prevé las inversiones para la ampliación de la infraestructura digital.

La conducción automática mejorará la seguridad en el transporte y reducirá los atascos, según Dobrindt, que se reunirá esta tarde en Fráncfort con sus homólogos de los países del G 7 -Canadá, EEUU, Francia, Italia, Japón y Reino Unido- para hablar del asunto.

Los ministros de Transporte de estos países participarán mañana jueves en la 66 edición del Salón de Fráncfort después de que sea inaugurado por la canciller alemana, Angela Merkel.

La estrategia de Alemania respecto a la conducción automática, que ha presentado Dobrindt, contempla cinco áreas de actuación: infraestructura, aspectos legales, innovación, seguridad en la tecnología de la información y protección de datos.

En Alemania se hacen actualmente pruebas de la nueva tecnología de conducción automática en un tramo de la autopista 9 en Baviera (sur del país).

“La conducción automática e integrada aumentará la seguridad en el tráfico, mejorará notablemente el flujo del tráfico e incrementará las capacidades”, según Dobrindt.

El titular de Transporte alemán dijo que la conducción automática e integrada incrementará las capacidades en las autopistas en un 80 % y en la ciudad en un 40 %.

Los ministros de Transporte del G7 discutirán en el Salón de Fráncfort con representantes de las empresas cómo impulsar la conducción automática a nivel mundial.

Asimismo Dobrindt se reunirá en Fráncfort con la comisaria europea de Transporte, Violeta Bulc.

El Gobierno alemán quiere revisar el marco legal y realizar ajustes, en caso necesario, para que el conductor no tenga una responsabilidad mayor en caso de que se produzca un accidente por una indicación del sistema de conducción automática.

Alemania está a favor de que la velocidad máxima en un vehículo de conducción automática sea de entre 10 y 130 kilómetros por hora y quiere modificaciones del Convenio de Viena, que sólo contempla al ser humano conductor.

El presidente del productor de automóviles de lujo Audi, Rupert Stadler, se reunió en Fráncfort con los ministros del G7 para discutir el marco legal en la conducción automática

Stadler calificó la conducción automática como “una oportunidad única de salvar en el transporte por carretera 900.000 vidas anuales en todo el mundo porque más del 90 % de los accidentes de tráfico están causados por el ser humano”.

El número de heridos en las carreteras podría reducirse en 36 millones de personas anuales, según Stadler.

“La inteligencia artificial puede salvar vidas y es de este modo la clave para más seguridad en el tráfico. Nuestra tecnología está cerca de la producción en serie y con la ayuda política llevaremos a las carreteras sin interrupción una conducción muy automática”, añadió Stadler.

El modelo Audi A8× conducirá a partir de 2017 de forma automática en la autopista hasta una velocidad de 60 kilómetros por hora.

Los fabricantes automovilísticos europeos se comprometen a la protección de datos en el automóvil, ante la creciente digitalización en el sector.

Los principios a los que se comprometen los productores automovilísticos europeos incluyen la transparencia, el consentimiento del cliente, la privacidad, la seguridad de datos y el uso proporcionado de datos.

El ministerio de Transporte alemán prevé que en 2020 sea posible técnicamente una conducción altamente automatizada en las autopistas.

El valor añadido en el área de sistemas de asistencia al conductor y funciones de conducción automática será en Alemania en 2025 de 8.400 millones de euros, según un estudio presentado por el ministerio de Transporte alemán.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada