Inditex gana el 26 porc ciento más hasta julio y eleva sus ventas en España el 6,3 por ciento

Una mujer pasa por delante de una tienda de Zara en Madrid.

Una mujer pasa por delante de una tienda de Zara en Madrid.

Inditex, dueño de cadenas como Zara o Massimo Dutti, ganó 1.166 millones de euros en su primer semestre fiscal (febrero-julio), el 26% más que en el mismo periodo de 2014, según las cuentas presentadas hoy por el grupo textil, cuyas ventas en España han subido el 6,3%.

En total, el mayor grupo de distribución textil del mundo, facturó en tiendas y a través de internet 9.421 millones, el 17% más, con Asia -China a la cabeza- y América como principales motores de crecimiento.

El 7% del aumento de ventas correspondió a las tiendas que llevan abiertas más de un año, otro 7% a la nueva superficie comercial y el 2,5% al tipo de cambio.

El resultado bruto de explotación (ebitda) mejoró el 22%, hasta los 1.970 millones, según la compañía, que en los últimos meses ha creado 10.000 puestos de trabajo, 2.532 de ellos en España.

La evolución del negocio en España es “bastante” positiva, “seguimos muy activos con la apertura de nuevas tiendas y la ampliación de las existentes”, ha afirmado el presidente de Inditex, Pablo Isla, quien ha destacado que el crecimiento semestral llega después de que en la primera mitad de 2014 las ventas subieran el 6%.

“Operamos en España en unas condiciones muy, muy normales”, ha añadido el máximo ejecutivo de Inditex, cuyos resultados han superado las previsiones de los analistas y cuyas acciones se revalorizaban a media mañana el 3,81%, hasta los 29,69 euros.

Por zonas geográficas, en el primer semestre España continuó perdiendo peso en la facturación global del grupo, que ahora logra en el país el 17,4% de sus ventas, frente al 19,3% de hace un año.

Por contra, Asia ganó 3,5 puntos y pasó a representar el 25,2% de la cifra total de negocio del grupo. Hace un año aportaba el 21,7%.

América generó el 14,7 % de las ventas, 1,3 puntos porcentuales más, y Europa (sin España) también perdió peso para pasar a aportar el 42,7%, frente al 45,6% del primer semestre de 2014.

Por enseñas, las ventas de Zara crecieron el 18% (6.140 millones), las de Pull&Bear el 13% (641), las de Massimo Dutti el 9% (669 millones), las de Bershka el 15% (839), las de Stradivarius el 17% (595), las de Oysho el 13% (211), las de Zara Home el 22% (293) y las de Uterqüe el 5% (33 millones).

De cara a la temporada otoño-invierno, Isla ha destacado que el arranque ha sido “muy positivo” en todos los mercados y para todas las enseñas del grupo y ha apuntado que las ventas a tipos de cambio constantes han crecido el 16% del 1 de agosto al 10 de septiembre.

Su más directo rival, la sueca H&M facturó en su primer semestre fiscal (diciembre a mayo) unos 9.400 millones de euros, el 23% más, en tanto que en su tercer trimestre (junio a agosto) el aumento ha sido del 19%, hasta superar los 4.900 millones. Sólo en agosto, el aumento fue del 1% debido a las altas temperaturas.

Durante su intervención ante analistas, Isla ha subrayado que el crecimiento del espacio comercial, tanto físico como por internet, se está desarrollando según lo previsto y ha asegurado que el grupo continúa viendo fuertes posibilidades de crecimiento globales.

La compañía mantiene la previsión de cerrar el ejercicio con entre 320 y 380 nuevas tiendas, según Isla, quien ha especificado que, en lo que va de año, ya han sumado 150 establecimientos y ha recordado que, habitualmente, muchas de las aperturas se concentran en los meses de septiembre y octubre.

En el primer semestre, Inditex sumó 94 tiendas nuevas a su red comercial en 35 mercados, con lo que al cierre de julio sumaba 6.777 establecimientos en 88 países.

En el terreno de la venta por internet, el buque insignia del grupo, Zara, ha lanzado recientemente sus tiendas en internet en Hong Kong, Macao y Taiwán, con lo que suma 28 establecimientos virtuales.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada