El presidente de Altadis aboga por “intensificar la beligerancia” ante el contrabando de tabaco

Juan Arrizabalaga.

Juan Arrizabalaga.

El presidente de Altadis, Juan Arrizabalaga, ha abogado este jueves por “intensificar la beligerancia” contra el contrabando de tabaco, al que ha definido como una “lacra social” que no solo provoca un “grave perjuicio económico y de disminución de empleo” en el sector tabacalero, sino que ocasiona un “gravísimo daño colateral”, el de “la enorme pérdida en la recaudación de impuestos, que perjudica y afecta a toda la sociedad”.

Así lo ha advertido en el mensaje de bienvenida que ha pronunciado en la apertura del I Congreso frente al contrabando de tabaco, que, organizado por Altadis, se celebra a lo largo de la jornada de este jueves en el Palacio de Exposiciones y Congresos de Sevilla.

Arrizabalaga ha recordado que “según las últimas estimaciones conocidas, casi el once por ciento de las ventas de tabaco en España provienen del contrabando, lo que supone detraer de las arcas públicas cerca de 1.000 millones de euros, una ingente cantidad de dinero que podría estar dedicándose a beneficios sociales o a pagar menos impuestos”, según ha apuntado.

Andalucía, según ha incidido, es “la región española que concentra un mayor volumen de actividad ilícita”, y el impacto que provoca el contrabando se cifra en 796 millones de euros, sólo en 2014, de los que 258 corresponden a la facturación detraída al sector en su conjunto y 538 a la pérdida de recaudación fiscal, según los datos de Altadis, que explica que esta cifra supone un incremento en 266 millones de euros respecto a la del año anterior, lo que representa un aumento del 50 por ciento.

Unas cifras “muy preocupantes”, según ha incidido el presidente de Altadis, quien, no obstante, ha señalado que los últimos datos disponibles a nivel nacional, correspondientes al primer semestre de este año, “reflejan un leve descenso del 12,5 al 10,6 por ciento, pero la tendencia de los tres últimos años refleja una estabilización alrededor del 11 por ciento”. En el caso de Andalucía, “la cifra, aunque se ha reducido del 45,6 al 34,6 por ciento, es todavía más alarmante”, ha apostillado.

“Ello nos obliga a mantener, e incluso intensificar, nuestra beligerancia en la lucha frente al contrabando”, ha abundado Arrizabalaga, quien ha explicado que con ese motivo Altadis ha querido organizar este congreso, “una iniciativa pionera” en España, que cuenta con la participación de representantes de la Administración de Justicia, la Agencia Tributaria, las Fuerzas de Seguridad del Estado y “otras instituciones y organismos públicos implicados en la lucha contra el comercio ilícito de tabaco, así como de diversos representantes del sector y de agrupaciones que velan por los intereses de los consumidores”.

Con la celebración de este congreso, “Altadis quiere mantener viva su persistente labor de concienciación y búsqueda de complicidades y sinergias entre administraciones, cuerpos de seguridad del Estado y entidades de la sociedad civil y del sector, incluido por supuesto el colectivo de estanqueros”, según ha destacado Juan Arrizabalaga, que ha remarcado que el “empeño en esa labor” ha convertido a la empresa que preside en “líderes en la lucha frente al comercio ilícito de tabaco en España”.

ESTUDIO DE CAJETILLAS VACÍAS.

Durante el congreso se han puesto de relieve datos de la encuesta de Cajetillas Vacías de Ipsos, que estima la proporción de tabaco ilegal sobre el total de tabaco consumido mediante la recogida de paquetes en las calles, y que concluye que diez de cada 100 cigarrillos fumados en España tienen procedencia ilegal.

Andalucía es, de esta manera, la comunidad autónoma española más afectada por el contrabando de tabaco en el primer semestre de este año, con un 34,6 por ciento, por delante de Extremadura (31,9%) y Castilla La Mancha, tercera por volumen de tabaco ilegal consumido, con un 12,2 por ciento, frente al 5,5 por ciento de 2014.

La Región de Murcia, con un 8,8 por ciento; Cantabria, con el 7,5 por ciento, y Cataluña –frontera con Andorra, “punto de entrada de tabaco ilegal–, con el 6,2 por ciento, son otras de las comunidades en las que el contrabando causa “mayores estragos”, según el mismo estudio.

El alcalde de Sevilla, Juan Espadas, ha inaugurado este congreso organizado por Altadis en el marco de la campaña ‘NO Contrabando’, con una intervención en la que ha abogado por “compartir” el objetivo de este congreso, que “merece la pena”.

En esa línea, y según ha informado Altadis, Espadas ha manifestado asimismo que el contrabando “perjudica seriamente a la economía del país y de manera especialmente grave a comercios y a la propia salud pública”, motivo por el que “ha de ser objeto de acciones contundentes, pero también de la máxima coordinación e intercambio de experiencias” entre quienes luchan contra el mismo. En ese esfuerzo, el alcalde ha afirmado que “Sevilla quiere ser parte de la solución de este gran problema”.

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada