Los 219 ayuntamientos con más dificultades económicas podrán recibir este año hasta 594 millones en anticipos

Los 219 ayuntamientos españoles que más dificultades económicas y financieras tienen podrán recibir hasta 593,8 millones de euros en anticipos de financiación para cancelar obligaciones pendientes de pago con proveedores y contratistas, ejecutar sentencias firmes o pagar deudas con la Agencia Tributaria o la Tesorería General de la Seguridad Social.

Así consta en el decreto ley que el Consejo de Ministros aprobó el pasado viernes para devolver a los funcionarios un ‘cuartillo’ de la paga extraordinaria de la Navidad de 2012 que se les canceló, norma que será convalidada en el Congreso a final de mes.

En la memoria de impacto de dicho decreto, a la que ha tenido acceso Europa Press, el Gobierno cifra en 593,8 millones de euros la cantidad máxima que los ayuntamientos con problemas financieros podrían llegar a obtener, “si los 219 municipios que se pueden acoger a la medida lo solicitasen por el importe máximo”.

ANTICIPOS EXTRAPRESUPUESTARIOS

No obstante, el Ejecutivo también precisa que estos “anticipos extrapresupuestarios” se concederán para unos objetivos tasados, tales como la cancelación de obligaciones pendientes de pago con proveedores y contratistas, la ejecución de sentencias firmes o el pago de deudas públicas pendientes.

Igualmente, el dinero se podrá destinar a cancelar deudas con acreedores públicos que “están siendo objeto de retención en la participación en tributos del Estado”, lo que en el caso de la Agencia Tributaria y la Seguridad Social podría suponer una inyección de fondos máxima de 212 millones de euros.

Formalmente, la concesión de este dinero, que busca “facilitar la liquidez” a estos ayuntamientos con mayores dificultades, se realizará mediante préstamos del Fondo de Financiación a Entidades Locales formalizados en 2016 pero que “dada la urgencia de las situaciones que se pretenden paliar” habrán de solicitarse antes del 15 de octubre y se concederán dentro de este ejercicio.

A DEVOLVER EN DIEZ AÑOS

Las condiciones de estos créditos serán acordadas por la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos, aunque previsiblemente el periodo de amortización será de diez años con una carencia de más de seis meses.

Para “evitar la confusión de ingresos y asegurar el destino pretendido” de estos anticipos, el dinero se ingresará en una cuenta bancaria “de uso restringido”. Además, si los ayuntamientos no cumplen con sus compromisos o no usan el dinero como se pretende, se les aplicarán retenciones en las entregas a cuenta de los tributos del Estado.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada