Las asociaciones sanitarias califican el 2014 de año de noticias “positivas” y “negativas”

Analisis clínicosLa Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (Fadsp) ha considerado hoy que 2014 ha sido un año “lleno de claroscuros” para el sector sanitario, con noticias “positivas” y “negativas”.

Entre las cuestiones positivas de su balance del año, la Fadsp destaca en un comunicado las “dimisiones-ceses” de los consejeros madrileños de Sanidad, Javier Fernández-Lasquetty y Javier Rodríguez, así como de la ministra de Sanidad, Ana Mato.

Para la federación, estas personas se han caracterizado por “una desastrosa gestión y una ausencia de criterios sanitarios”, mientras que los exconsejeros madrileños han llamado la atención por “una prepotencia y zafiedad que eran incompatibles con sus cargos”.

La Fadsp valora, asimismo, la retirada de los planes de privatización de seis hospitales y veintisiete centros de salud madrileños, de cuatro hospitales de Castilla-La Mancha y de dos más en Extremadura.

Entre los aspectos negativos del año, esta organización resalta la “nefasta e incompetente” gestión del problema del ébola por parte del Ministerio de Sanidad y la Consejería de Sanidad madrileña.

Otro de los puntos oscuros de 2014 es el tratamiento de los enfermos de hepatitis C, que, en opinión de este colectivo, demuestra cómo se anteponen los intereses de las multinacionales farmacéuticas al derecho a la salud de las personas.

Belén Fernández, facultativa del laboratorio de análisis clínicos del Hospital La Paz-Carlos III.

Belén Fernández, facultativa del laboratorio de análisis clínicos del Hospital La Paz-Carlos III.

Asimismo, la FADSP lamenta la aplicación del real decreto ley 16/2012 en lo que se refiere a los copagos farmacéuticos en las recetas, que han hecho que muchas personas no puedan acceder a los medicamentos que precisan (el 14,76 por ciento del total), así como a las exclusiones sanitarias de los inmigrantes no regularizados, que han generado problemas de salud a un importante número de personas.

La federación denuncia igualmente la continuidad de la política de recortes, deterioro, desmantelamiento y privatización de la sanidad pública, que se ha llevado a cabo en los hospitales de Toledo, Vigo y Valdecilla, entre otros.

El resultado de esta política es una disminución de los trabajadores de la sanidad pública y un aumento de las demoras en espera quirúrgica, pruebas diagnósticas, consultas de especialista y de atención primaria, según la Fadsp.

La entidad indica que, aunque los recortes y privatizaciones alcanzan a todas las comunidades, destacan negativamente en su aplicación Cataluña, Madrid, Valencia, Galicia, Castilla-La Mancha, Cantabria y Aragón.

Desde la Fadsp, señalan que en 2015 continuarán trabajando por el derecho a la salud de todas las personas, contra las privatizaciones, y para conseguir una gran alianza social y profesional en defensa de la sanidad pública.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada