Los juguetes toman Madrid

Ocultos en sus cajitas, junto a otros compañeros y dispuestos a dejarse querer, miles de juguetes procedentes de toda España y el extranjero desembarcan hoy en Madrid con motivo de una nueva edición del Toy Market, una feria donde ellos son los protagonistas y que atrae a pequeños y mayores.

Ocultos en sus cajitas, junto a otros compañeros y dispuestos a dejarse querer, miles de juguetes procedentes de toda España y el extranjero desembarcan hoy en Madrid con motivo de una nueva edición del Toy Market, una feria donde ellos son los protagonistas y que atrae a pequeños y mayores.

Ocultos en sus cajitas, junto a otros compañeros y dispuestos a dejarse querer, miles de juguetes procedentes de toda España y el extranjero desembarcan hoy en Madrid con motivo de una nueva edición del Toy Market, una feria donde ellos son los protagonistas y que atrae a pequeños y mayores.

“Nunca me he parado a pensarlo pero podemos llevar miles de muñequitos, nunca las he contado todas, pero 8.000 o 10.000 sólo para nuestro puesto seguro que llevamos, por lo que en todo el mercado puede haber más de 50.000 tranquilamente”, explica Jordi Carpio, uno de los jugueteros que no falla en cada edición del Toy Market, que se celebra cada tercer sábado de mes.

Su especialidad son los Playmobil, esos pequeños seres inanimados que no pasan de moda y que tantas horas de diversión han dado a niños de todo el mundo, que a su vez han transmitido esa pasión a sus hijos, y así sucesivamente hasta hoy.

“Funciona mucho el efecto generacional, a veces vienen padres que compran un Playmobil y se lo llevan a su hijo de tres años para a ver si se engancha como ellos y comparten una afición”, relata Carpio, propietario de ToysSpain y uno de los fijos en la feria, que hoy empieza nueva temporada y que permanecerá abierta de 10.00 a 20.00 horas en el centro comercial Plaza de Aluche de la capital.

Pero no todo va a ser Playmobil, puesto que en Toy Market no falta la variedad, ya que hay más de 50 expositores esperando a los visitantes, según explica el portavoz de la feria, Roberto Espacios.

“Tenemos una media de 50 expositores con todo tipo juguetes nuevos y antiguos”, indica Espacios, quien acto seguido enumera una lista de juguetes que encandila a los más pequeños y emociona a los padres más nostálgicos.

“No puede faltar el Cinexin o el Scalextric, tampoco los Playmobil y tampoco novedades como juguetes de Star Wars o Lego, pero además, los más mayores también podrán encontrar expositores con juguetes de su niñez como trenes eléctricos o Mariquita Pérez”, confirma el portavoz de Toy Market.

Por todo esto la feria no es exclusiva para niños, ya que también hay muchos coleccionistas que se acercan hasta los puestos a primera hora de la mañana, cuando la afluencia de gente es menor, para indagar por si acaso hubiera algún pequeño tesoro escondido o para recoger algún encargo especial realizado a los vendedores en ediciones anteriores.

Además, los seguidores de la saga de Star Wars están de enhorabuena ya que se presentarán, por primera vez juntos en Europa, los “Wookiee Brothers”, dos personajes la saga intergaláctica -Chewbacca y Tarfull- que desfilarán por el centro comercial acompañados por otros miembros de la Guerra de las Galaxias.

“Va a ser impresionante, cada uno mide de alto 2,35 metros”, suscribe Antonio Alcázar, uno de los hombres que da vida a estos personajes desde dentro de esos trajes originales, que pesan más de 50 kilos cada uno y que fueron elaborados originalmente por los técnicos de la saga Star Wars.

Y es que el plan de pasar una mañana parece muy atractivo, además de para los coleccionistas, para los principales usuarios de los juguetes, los niños.

Porque si existiera un paraíso para los más pequeños, probablemente sería un mundo repleto de juguetes -y sin deberes ni verdura, claro-, pero como eso no está inventado de momento, ferias como Toy Market cumplen con un papel parecido, ilusionar a los niños durante un día, que no es poco.

“A mí lo que más me llena es cuando viene un crío y rápidamente me pregunta si he traído un juguete u otro”, confiesa Carpio para afianzar esa idea de que el juguete tradicional, pese a los vídeojuegos, aún tiene sentido.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada