El papa Francisco inicia una visita a EEUU con un tono conciliador

 el papa Francisco junto al presidente de EEUU, Barack Obama (D), en la base militar Andrews cerrca de Washington, el 22 de septiembre de 2015.

El papa Francisco junto al presidente de EEUU, Barack Obama (D), en la base militar Andrews cerrca de Washington, el 22 de septiembre de 2015.

El papa Francisco inició el martes su primera visita a Estados Unidos con un gesto de humildad y enviando un mensaje conciliador al país más rico del mundo tras sus críticas frecuentes al capitalismo.

Después de que ser recibido en la alfombra roja por el presidente Barack Obama en una base aérea cerca de la capital, el jesuita argentino de 78 años se dirigió a Washington en un modesto vehículo Fiat y no en una limusina, como es costumbre.

Escolares que se reunieron en la pista para recibir al Sumo Pontífice cantaban mientras el avión de Alitalia descendía: “Queremos a Francisco, lo queremos. Queremos a Francisco ¿y ustedes?”. También entonaron “Hola, ey, ey, bienvenido a Estados Unidos”.

En un honor concedido a pocos dignatarios, el presidente Barack Obama, su familia y el vicepresidente Joe Biden saludaron al pontífice a su llegada.

La visita de seis días a Estados Unidos brindará a Francisco la oportunidad de abordar algunos de sus temas favoritos, como la compasión y la sencillez, en el país más poderoso del mundo.

El papa suele criticar el capitalismo, pero en el avión que lo trasladó desde Cuba a Estados Unidos dijo que sería un error presumir que sus preocupaciones sobre las injusticias económicas lo convierten en un izquierdista.

“Creo que nunca dije una cosa que no fuera en la doctrina social de la Iglesia. Las cosas se pueden explicar, quizás una explicación ha dado una impresión de ser un poquitito más izquierdosa, pero sería un error de explicación”, dijo Francisco a la prensa.

El primer Sumo Pontífice latinoamericano ha entusiasmado a los católicos más progresistas, a los demócratas y a muchos no católicos con un énfasis en la preocupación por los pobres y los inmigrantes, además de sus comentarios sobre el cambio climático. Pero sus críticas contra el capitalismo salvaje han incomodado a los conservadores estadounidenses.

El líder de 1.200 millones de católicos del mundo dijo que sus enseñanzas sobre justicia económica y cambio climático forman parte de “la doctrina social de la Iglesia”. “Soy yo el que sigo a la Iglesia”, agregó.

Francisco será el primer Sumo Pontífice que hable ante el Congreso de Estados Unidos el jueves, tras lo cual se dirigirá a la Asamblea General de Naciones Unidas el viernes y oficiará una misa al aire libre en Filadelfia, a la que se espera que asistan 1,5 millones de personas.

El papa estuvo cuatro días en Cuba, donde abogó por una reconciliación entre el Gobierno comunista de la isla y su poderoso vecino, un acercamiento al que contribuyó el año pasado.

En el viaje entre ambos países, Francisco dijo que espera que Washington levante el embargo que pesa sobre la isla, pero indicó que no mencionará el tema en su discurso ante el Congreso estadounidense esta semana.

Su decisión de ir desde Cuba a Estados Unidos tiene un profundo simbolismo ya que, desde que se convirtió en papa en 2013, ha pregonado una mayor integración de los países periféricos.

Obama y el papa, que nunca había visitado Estados Unidos, se reunirán de manera más formal el miércoles en la Casa Blanca, donde el ambiente probablemente será cordial.

“Creo que pueden decir que el presidente Obama y el papa Francisco han demostrado a lo largo de sus carreras un compromiso con los valores relacionados con la justicia social y económica”, dijo a la prensa el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest.

Tras el encuentro, el pontífice recorrerá los principales monumentos de la ciudad ante una multitud que se espera llegue a decenas de miles de personas.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada