Draghi asegura que el BCE no estará en la troika para siempre

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi (centro).

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi (centro).

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, aseguró hoy que esta entidad no permanecerá en la troika para siempre, en referencia al trío de instituciones que principalmente supervisa el cumplimiento de las condiciones asociadas a los rescates financieros.

“El BCE no va a estar en la troika para siempre, eso es seguro”, afirmó Draghi durante una comparecencia ante la Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios del Parlamento Europeo, a una pregunta del eurodiputado heleno Botis Marias sobre el papel de Fráncfort en la troika y el motivo por el que sigue formando parte de ella.

“Ahora es tiempo de crisis”, justificó Draghi, quien destacó que el BCE “básicamente está cumpliendo con la legislación existente” y que no le corresponde a la entidad decidir si salir de la troika o no.

Preguntado por cuándo el BCE va comprar deuda griega como parte de su programa de compra de activos ahora que ese país ha vuelto a aceptar y aplicar un programa de rescate, Draghi apuntó a la necesidad de despejar las dudas sobre la sostenibilidad de la deuda helena.

La reinstauración de la “excepción” para la compra de deuda griega es una “medida importante que el BCE tiene que considerar”, subrayó.

Recordó que para que un país se beneficie de esta opción tiene que estar en un programa de rescate, tiene que cumplirlo, estar involucrado en el mismo y cumplir con las llamadas acciones prioritarias, con las que demuestra su compromiso con el programa.

Grecia en principio ya podría cumplir estos criterios, pero Draghi indicó que el BCE aún tiene que dar otro paso: “el análisis de la sostenibilidad de la deuda”, punto sobre el que recordó que Fráncfort tiene “serias preocupaciones al respecto”.

No obstante, indicó que con “reformas fuertes, un programa fuerte que produce crecimiento, justicia social y sostenibilidad tanto fiscal como financiera”, entonces “se abre el margen para un alivio de la deuda”.

Draghi también defendió que la decisión de no elevar el límite de la asistencia de liquidez de emergencia (ELA) a los bancos griegos durante el periodo de mayor tensión no fue una “decisión política”, sino que se basó en las reglas del BCE.

“Las reglas del ELA son claras, nunca han previsto que sea incondicional y sin límites. Tampoco prevén que el análisis de los bancos sea dinámico, como también se ha criticado”, dijo Draghi, en referencia a las acusaciones de que el BCE contribuyó a ahogar a los bancos griegos al mantener el nivel de ELA sin cambios.

“El BCE no es la institución que tiene que decidir si un miembro tiene que estar en el euro o no, debe trabajar con la asunción de que todos los miembros van a seguir siéndolo”, aseguró el presidente del BCE, quien defendió la independencia del banco central.

“Tenemos criticas a derecha e izquierda. Por no cortar el ELA en un primerísimo momento, llevando el ELA posiblemente a cero y causando una insolvencia inmediata en el sistema; y también cuando en cierto punto mantuvimos, que no redujimos, el ELA al nivel entonces actual. Por lo que, viendo de dónde vienen las criticas, estoy bastante satisfecho con la independencia del BCE”, afirmó Draghi.

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada