El papa insta a inmigrantes en EEUU a que “no se desanimen ni se avergüencen”

El papa Francisco le habla a una multitud en el Independence Hall en Filadelfia, Estados Unidos, el 26 de septiembre de 2015.

El papa Francisco le habla a una multitud en el Independence Hall en Filadelfia, Estados Unidos, el 26 de septiembre de 2015.

El papa Francisco instó el sábado a los inmigrantes a que “no se desanimen” y “no se avergüencen nunca”, en un fuerte mensaje simbólico en la cuna de la independencia de Estados Unidos en Filadelfia, última etapa de su gira por este país.

Decenas de miles de personas, una inmensa mayoría de ellas latinas, se dieron cita en el Independence Mall para ver y escuchar al primer papa del continente americano, que les habló en español que también defendió la libertad de culto.

“Muchos de ustedes han emigrado a este país con un gran costo personal, pero con la esperanza de construir una nueva vida. No se desanimen por las dificultades que tengan que afrontar”, dijo Francisco, recibido con una ovación y que besó a niños y bebés que le acercaban al papamóvil.

“Les pido que no olviden que, al igual que los que llegaron aquí antes, ustedes traen muchos dones a su nueva nación. Por favor no se avergüencen nunca de sus tradiciones”, agregó en el lugar donde se declaró la independencia estadounidense en 1776.

“Repito, no se avergüencen de aquello que es parte esencial de ustedes. También están llamados a ser ciudadanos responsables y a contribuir provechosamente a la vida de las comunidades en que viven”, insistió.

Desde el lugar donde se “proclamó que todos los hombres y mujeres fueron creados iguales”, Francisco envió además un fuerte mensaje a favor de la libertad religiosa, un “derecho fundamental” para “interactuar social y personalmente” con los prójimos.

Muchos inmigrantes latinoamericanos piensan que el papa cambió la dirección del debate sobre reforma migratoria en Estados Unidos.

“El papa puede interceder para ayudar a los inmigrantes y frenar las deportaciones”, dijo a la AFP Marta Domínguez, una mexicana que vive en Norristown (32 km al norte de Filadelfia) que estuvo en el Independence Hall.

Una multitud saludando al papa Francisco mientras este se traslada en su 'papamóvil' desde Independence Mall hacia Independence Hall en la ciudad estadounidense de Filadelfia, el 26 de septiembre de 2015.

Una multitud saludando al papa Francisco mientras este se traslada en su ‘papamóvil’ desde Independence Mall hacia Independence Hall en la ciudad estadounidense de Filadelfia, el 26 de septiembre de 2015.

Francisco tenía previsto cerrar la jornada con una participación en el VII Encuentro Mundial de las Familias, en el Benjamin Franklin Parkway, donde se espera haya hasta 1,5 millones de personas.

Llamado a los laicos

El papa llegó el sábado a Filadelfia procedente de Nueva York y su primera actividad fue una misa en la basílica de San Pedro y San Pablo en la que pidió un papel más importante de los laicos y las mujeres en la Iglesia.

“Sabemos que el futuro de la Iglesia, en una sociedad que cambia rápidamente, reclama ya desde ahora una participación de los laicos mucho más activa”, subrayó.

“Nuestro reto hoy es construir sobre esos cimientos sólidos y fomentar un sentido de colaboración y de responsabilidad compartida en la planificación del futuro de nuestras parroquias”, precisó Francisco.

Decenas de fieles pasaron la noche en la basílica para poder ver a Francisco, primer sumo pontífice del continente americano. “Quería ser parte de esta celebración de la familia”, dijo a la AFP Luis Ortiz, de 42 años y que llegó con sus once hijos.

Víctor Vega y Carmen Mora, que viajaron desde Costa Rica, esperan que “el papa interceda por nuestras necesidades”.

La defensa de una mayor presencia de los laicos en la Iglesia, “no significa renunciar a la autoridad espiritual que se nos ha confiado”, dejó en claro el sumo pontífice.

Para Francisco la misión de los laicos no es reemplazar a los sacerdotes y las mujeres no deben acceder al sacerdocio.

Baños de multitudes

El papa se despedirá de Estado Unidos el domingo con la misa de cierre del festival de las familias, luego de reunirse por la mañana con los obispos estadounidenses y visitar un centro correccional para jóvenes de entre 18 y 21 años.

Desde su llegada a Washington, que incluyó una visita el miércoles al presidente Barack Obama en la Casa Blanca y un inédito discurso el jueves ante las dos cámaras del Congreso, Francisco ha despertado una verdadera fiebre con multitudes que lo han seguido a cada lugar en que estuvo.

El viernes, el papa conmovió a Nueva York en un jornada inolvidable que incluyó un baño de multitudes en Central Park y en una misa en el Madison Square Garden, un fuerte mensaje en la ONU contra la opresión financiera al mundo en desarrollo y emotivas visitas al Memorial del 11 de Septiembre y una escuela.

Tratado como una estrella de rock, el papa se ha mantenido firme en sus principios de humildad y cercanía con los sectores más vulnerables, despertando la admiración de responsables de todos los colores políticos, la prensa y hasta los no católicos.

Desde desplazarse en un pequeño Fiat 500 rechazando utilizar vehículos grandes o lujosos, almorzar con los sin techo en Washington o visitar a niños y familias inmigrantes en el barrio desfavorecido de Harlem en Nueva York, el mensaje ha sido el mismo.

papa3

 

El papa Francisco celebró hoy en Filadelfia la aportación que hacen los inmigrantes a Estados Unidos y aseguró, con una mención especial a los hispanos, que “ayudarán a renovar” la sociedad de ese país.

En uno de los últimos actos multitudinarios de su viaje a Estados Unidos el pontífice mostró su decidido apoyo a gentes de otros países que emigran al norteamericano, les aseguró que “encontrarán” su lugar y les alentó a no desanimarse ante retos y dificultades.

Francisco, que ante el presidente Barack Obama se presentó a sí mismo esta semana en la Casa Blanca como un “hijo de inmigrantes”, dijo a decenas de miles de personas: “traen muchos dones a su nueva nación. No se avergüencen nunca de sus tradiciones”.

“Muchos de ustedes han emigrado a este país con un gran costo personal, pero con la esperanza de construir una nueva vida. No se desanimen por los retos y dificultades que tengan que afrontar”, les dijo el papa.

Les recordó que “están llamados a ser ciudadanos responsables y a contribuir provechosamente a la vida de las comunidades en que viven” y apeló a la “vibrante fe” que muchos de ellos poseen, “en el profundo sentido de la vida familiar y los demás valores que han heredado”.

“Al contribuir con sus dones, no solo encontrarán su lugar aquí, sino que ayudarán a renovar la sociedad desde dentro”, aseguró Jorge Mario Bergoglio, que hoy llegó a Filadelfia, la última etapa de su viaje a Estados Unidos, desde donde partirá el domingo de regreso a Roma.

Francisco se dirigió en su discurso a los miles de personas que le vitoreaban en las calles de Filadelfia, muchos de ellos parte de la “gran población hispana de América”.

El inequívoco apoyo de Francisco llegó precisamente en Filadelfia, una de las “ciudades santuario” a la que los republicanos estadounidenses critican por proteger de la deportación a inmigrantes indocumentados.

Tuvo un elogio de lo que denominó “ciudades de amor fraterno”, donde se defienden “la causa de los pobres y los inmigrantes”.

“Ustedes son su voz, y muchos de ustedes han hecho que su grito se escuche. Con este testimonio, que frecuentemente encuentra una fuerte resistencia, recuerdan a la democracia americana los ideales que la fundaron, y que la sociedad se debilita siempre que -y allí donde- la injusticia prevalece”, proclamó el papa.

Jorge Mario Bergoglio incorporó este respaldo a la inmigración en el contexto de un discurso pronunciado en español en el Independence National Historical Park de Filadelfia convocado para reivindicar la libertad religiosa con la comunidad hispana de Estados Unidos y con representantes de otros inmigrantes.

A todos ellos el papa les ofreció su respaldo en el mismo lugar en el que se proclamaron por primera vez las libertades que definen a Estados Unidos; les recordó que “la Declaración de Independencia proclamó que todos los hombres y mujeres fueron creados iguales”.

Y que los gobiernos existen para proteger los “derechos inalienables” que tienen todos los seres humanos.

Rindió homenaje el papa a “las grandes luchas que llevaron a la abolición de la esclavitud, la extensión del derecho de voto, el crecimiento del movimiento obrero y el esfuerzo gradual para eliminar todo tipo de racismo y de prejuicios contra la llegada sucesiva de nuevos americanos”.

“Cuando un país está determinado a permanecer fiel a sus principios fundacionales, basados en el respeto a la dignidad humana, se fortalece y renueva”, declaró.

Bergoglio reivindicó que todos puedan ver “garantizado el ejercicio colectivo de sus derechos” porque así “no solo son libres para realizar sus propias capacidades, sino que también contribuyen al bienestar y al enriquecimiento de la sociedad”.

La defensa de la libertad religiosa ocupó parte del discurso de Francisco, quien hizo especial hincapié en que ese concepto “trasciende los lugares de culto y la esfera privada de los individuos y las familias”.

El papa Francisco celebró hoy en Filadelfia la aportación que hacen los inmigrantes a Estados Unidos y aseguró, con una mención especial a los hispanos, que "ayudarán a renovar" la sociedad de ese país. En uno de los últimos actos multitudinarios de su viaje a Estados Unidos el pontífice mostró su decidido apoyo a gentes de otros países que emigran al norteamericano, les aseguró que "encontrarán" su lugar y les alentó a no desanimarse ante retos y dificultades. Francisco, que ante el presidente Barack Obama se presentó a sí mismo esta semana en la Casa Blanca como un "hijo de inmigrantes", dijo a decenas de miles de personas: "traen muchos dones a su nueva nación. No se avergüencen nunca de sus tradiciones". "Muchos de ustedes han emigrado a este país con un gran costo personal, pero con la esperanza de construir una nueva vida. No se desanimen por los retos y dificultades que tengan que afrontar", les dijo el papa. Les recordó que "están llamados a ser ciudadanos responsables y a contribuir provechosamente a la vida de las comunidades en que viven" y apeló a la "vibrante fe" que muchos de ellos poseen, "en el profundo sentido de la vida familiar y los demás valores que han heredado". "Al contribuir con sus dones, no solo encontrarán su lugar aquí, sino que ayudarán a renovar la sociedad desde dentro", aseguró Jorge Mario Bergoglio, que hoy llegó a Filadelfia, la última etapa de su viaje a Estados Unidos, desde donde partirá el domingo de regreso a Roma. Francisco se dirigió en su discurso a los miles de personas que le vitoreaban en las calles de Filadelfia, muchos de ellos parte de la "gran población hispana de América". El inequívoco apoyo de Francisco llegó precisamente en Filadelfia, una de las "ciudades santuario" a la que los republicanos estadounidenses critican por proteger de la deportación a inmigrantes indocumentados. Tuvo un elogio de lo que denominó "ciudades de amor fraterno", donde se defienden "la causa de los pobres y los inmigrantes". "Ustedes son su voz, y muchos de ustedes han hecho que su grito se escuche. Con este testimonio, que frecuentemente encuentra una fuerte resistencia, recuerdan a la democracia americana los ideales que la fundaron, y que la sociedad se debilita siempre que -y allí donde- la injusticia prevalece", proclamó el papa. Jorge Mario Bergoglio incorporó este respaldo a la inmigración en el contexto de un discurso pronunciado en español en el Independence National Historical Park de Filadelfia convocado para reivindicar la libertad religiosa con la comunidad hispana de Estados Unidos y con representantes de otros inmigrantes. A todos ellos el papa les ofreció su respaldo en el mismo lugar en el que se proclamaron por primera vez las libertades que definen a Estados Unidos; les recordó que "la Declaración de Independencia proclamó que todos los hombres y mujeres fueron creados iguales". Y que los gobiernos existen para proteger los "derechos inalienables" que tienen todos los seres humanos. Rindió homenaje el papa a "las grandes luchas que llevaron a la abolición de la esclavitud, la extensión del derecho de voto, el crecimiento del movimiento obrero y el esfuerzo gradual para eliminar todo tipo de racismo y de prejuicios contra la llegada sucesiva de nuevos americanos". "Cuando un país está determinado a permanecer fiel a sus principios fundacionales, basados en el respeto a la dignidad humana, se fortalece y renueva", declaró. Bergoglio reivindicó que todos puedan ver "garantizado el ejercicio colectivo de sus derechos" porque así "no solo son libres para realizar sus propias capacidades, sino que también contribuyen al bienestar y al enriquecimiento de la sociedad". La defensa de la libertad religiosa ocupó parte del discurso de Francisco, quien hizo especial hincapié en que ese concepto "trasciende los lugares de culto y la esfera privada de los individuos y las familias".

El papa Francisco oficia una misa en la Basílica de San Pedro y San Pablo en Filadelfia, Pennsylvania, Estados Unidos este 26 de septiembre de 2015.

De esta forma ponemos punto final al Reporte en Vivo del discurso sobre inmigración y libertad religiosa que pronunció el papa Franscico en el marco de su gira por Estados Unidos, que cerrará el domingo con una multitudinaria Santa Misa en Filadelfia, a la que se espera que asistan 1,5 millón de personas.

21:24 GMT – Fiebre de multitudes – Desde su llegada a Washington, que incluyó una visita el miércoles al presidente Barack Obama en la Casa Blanca y un inédito discurso el jueves ante las dos cámaras del Congreso, Francisco ha despertado una verdadera fiebre con multitudes que lo han seguido a cada lugar en que estuvo.

21:11 GMT – Cierre de discurso – El papa Francisco finaliza su discurso ante miles de hispanos e inmigrantes en el Independence Hall de Filadelfia.

21:09 GMT – Oración a Jesucristo – El papa Francisco piden a los presentes que oren por él y encabeza la oración a Jesucristo en presencia de miles de fieles.

21:07 GMT – Más memoria – El sumo pontífice exhorta a no perder la memoria “de lo que pasó aquí (en el Independence Hall) hace más de dos siglos, de aquella declaración que proclamó que todos los hombres y mujeres fueron creados iguales, dotados de derechos inalienables”.

21:05 GMT – Sin vergüenza – En su discurso en español, Francisco insta a los inmigrantes que no se desanimen por las dificultades, “ni se avergüencen nunca de sus tradiciones, porque las lecciones de sus mayores pueden enriquecer la vida de esta tierra americana”.

21:02 GMT – La geometría de la globalización – “Si la globalización es una esfera donde cada punto es equidistante del centro, anula, no es buena. En cambio si une como un poliedro en el que cada uno conserva su propia identidad, es buena porque hace crecer al ser humano”, subraya el papa.

20:59 GMT – Los menos escuchados – Francisco agradece a todos quienes construyen “ciudades de amor fraterno, cuidando del prójimo, defendiendo la causa de los pobres y los inmigrantes, los más necesitados en todas partes, y los menos escuchados”.

20:57 GMT – Paradigma tecnocrático – Vivimos en un mundo “jugado a la globalización del paradigma tecnocrático”, subraya Francisco en el Independence Hall.

20:55 GMT – El recuerdo de Ayotzinapa – “Queremos a los 43″, resonó como un ruego entre las miles de personas presentes en el Independence Hall, en alusión a los 43 estudiantes de Ayotzinapa, México, desaparecidos, a un año del trágico suceso.

20:52 GMT – Trasciende lugares – La libertad religiosa, agrega Francisco, “trasciende los lugares de culto y la esfera privada de los individuos y las familias”.

20:50 GMT – Libertad religiosa – Francisco reflexiona con los presentes sobre el derecho a la libertad religiosa y la importancia de ésta en el diálogo y la convivencia humana.

20:47 GMT – Pueblos con memoria – Francisco advierte la importancia de que un país guarde en sus entrañas la memoria de sus raíces. “Un pueblo que tiene memoria no repite los errores del pasado, en cambio, afronta con confianza los retos del presente”, asevera el pontífice.

20:44 GMT – Comienza la alocución – El papa Francisco saluda a los presentes en el Independence Mall, destacando el lugar geográfico en el que se encuentra, la cuna de la independencia de los Estados Unidos.

20:43 GMT – A cambiar el rumbo – Francisco “puede interceder para ayudar a los inmigrantes y frenar las deportaciones”, opina Marta Domínguez, mexicana de Jalisco residente en Norristown, reporta desde Filadelfia el periodista de la AFP Mariano Andrade.

20:42 GMT – Latinos presentes – Más temprano, miles de latinoamericanos se dieron cita en el Independence Mall de Filadelfia, la cuna de Estados Unidos y lugar de la declaración de la independencia en 1776, para escuchar al Sumo Pontífice argentino hablar de inmigración y libertad religiosa.

20:41 GMT – Expectativa por el discurso – Miles de personas aguardan con expectativa el discurso de Francisco sobre la inmigración.

20:37 GMT – El papa llega al Independence Hall – Bienvenidos al Reporte en Vivo sobre el encuentro del papa Francisco con hispanos e inmigrantes en el Independence Hall, penúltima escala del sumo pontífice en el marco de su histórica gira por Estados Unidos, que concluirá el domingo en Filadelfia.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada