El Congreso convalida mañana el decreto que permitirá la promoción interna en la Universidad

El Pleno del Congreso convalidará previsiblemente este jueves el real decreto ley, aprobado el pasado 11 de septiembre por el Consejo de Ministros, que modifica la Ley Orgánica de Universidades de 2011, para permitir la promoción interna en la universidad, de manera que los profesores titulares podrán ser catedráticos, y la movilidad del profesorado entre los centros españoles.

Hasta ahora, la normativa que posibilitaba la promoción interna en la Administración General del Estado no podía aplicarse en el ámbito universitario, a diferencia de lo que sí ocurre en instituciones similares como el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), tal y como señala el Gobierno en la memoria que acompaña el texto normativo, que recoge Europa Press.

Mediante el ‘Real Decreto-ley 10/2015, de 11 de septiembre, por el que se conceden créditos extraordinarios y suplementos de crédito en el presupuesto del Estado y se adoptan otras medidas en materia de empleo público y de estímulo a la economía’, el Ejecutivo permite a las universidades públicas convocar plazas de promoción interna para el acceso al cuerpo de catedráticos de universidad, reservadas a profesores titulares que hayan obtenido la acreditación nacional para catedrático, “en la misma cuantía que el número de jubilaciones del Personal Docente e Investigador funcionario de la universidad”.

La decisión de convocar estas plazas recae, no obstante, en las comunidades autónomas, que son las que tienen la competencia en materia universitaria. De esta forma, serán éstas las que determinen, “en función de su disponibilidad presupuestaria”, qué coste puede dedicar a la promoción interna, explica el Gobierno, que añade que el impacto presupuestario de esta reforma “no supone una incidencia directa en el gasto público ni un coste adicional”, pues lo asume la administración autonómica.

Asimismo, aclara que no se trata de establecer un nuevo procedimiento de promoción interna ni existe innovación alguna en el régimen de gestión del personal universitario, sino que esta modificación “se dirige exclusivamente a permitir hacer efectivo el derecho a la promoción profesional y la movilidad del personal que pertenece a estos cuerpos, reconociéndoles expresamente la posibilidad de optar por una promoción interna”.

El Gobierno explica también que hasta ahora los concursos de cuerpos docentes estaban “constreñidos” por la tasa de reposición de efectivos que fijara los Presupuestos Generales del Estado. Hasta 2008, esta tasa se situaba en el 100%, de manera que se incorporaba un profesor para sustituir al que se jubilaba, pero en los PGE de 2008 se redujo al 30% y en 2011 al 10%. En 2015 se elevó al 50% y en los presupuestos de 2016 se ha recuperado la tasa de reposición del 100%.

Además, indica que el sistema de concursos para el acceso de plazas de los cuerpos docentes universitarios de la Ley Orgánica de Universidades de 2001 plantea una “grave dificultad a la movilidad real del profesorado” porque, según el Ejecutivo, no puede optar a una plaza por concurso hasta que no se cumpla con la tasa de reposición de efectivos fijada anualmente.

Este decreto favorece también la movilidad entre profesores de distintas universidades que, según el Gobierno, es “muy difícil” en la actualidad, y que permitirá una “mayor permeabilidad” de estas instituciones y más especialización de las universidades. Hasta ahora esta movilidad se había autorizado de manera coyuntural en 2015 y 2016, pero el decreto hace que se convierta en “estructural”.

La Federación de Enseñanza de CC.OO (FE-CC.OO) ha indicado que esta norma, junto con la tasa de reposición del 100% de los PGE de 2016, “puede provocar nuevas tensiones en las universidades públicas” porque, según esta organización, se vincula el límite de las plazas ofertadas a promoción interna con las ofertadas a turno libre.

Según el responsable de Universidad de este sindicato, Julio Serrano, las universidades, en función de la presión de los diferentes colectivos, podrían optar por convocar el mayor número de plazas posibles de funcionarios para promociones internas o consumir su oferta de empleo con convocatorias de profesores contratados para estabilizar a los que terminan su periodo de formación como docentes, que impediría la promoción interna.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada