Gas Natural mantendrá las centrales de carbón de Meirama, La Robla y Narcea en el Plan Nacional Transitorio

Gas Natural Fenosa ha decidido mantener las centrales térmicas de carbón de Meirama (A Coruña), La Robla (León) y Narcea (Asturias) en el Plan Nacional Transitorio, informaron a Europa Press en fuentes de la compañía.

Por su parte, el grupo energético ha comunicado a los Ministerios de Industria y Energía y al de Agricultura y Medio Ambiente, así como a las instituciones autonómicas, su decisión de acoger a la central térmica de carbón de Anllares (León) a la exención de vida limitada con el fin de cumplir con la nueva Directiva de Emisiones Industriales (DEI).

Esta decisión supone restringir el funcionamiento de la central durante el periodo comprendido entre el 1 de enero de 2016 y el 31 de diciembre de 2023, a 17.500 horas.

Las eléctricas tenían hasta este mes de octubre para tomar una decisión sobre qué centrales de carbón tendrán que cerrar. Con esta decisión de acogerse al Plan Nacional Transitorio, se dispondrá de una prórroga para tomar una decisión definitiva una vez que el Ministerio de Industria apruebe la orden ministerial que regula las ayudas para la desnitrificación.

El pasado lunes, Endesa ya comunicó también su decisión de mantener las centrales térmicas de carbón de As Pontes (A Coruña), Compostilla (León) y Andorra (Teruel) en el Plan Nacional Transitorio, a fin de no limitar la operación de estas instalaciones a un número fijo de horas.

La compañía presidida por Borja Prado afirmó que su “deseo es garantizar el funcionamiento de las plantas” y subrayó que se encuentra “a la espera de una clarificación del escenario económico y normativo que permita adoptar una decisión sobre las inversiones ambientales que son imprescindibles para poder cumplir con los límites que fija la Directiva de Emisiones Industriales”. Estas inversiones, en su caso, tendrían que estar listas antes del 30 de junio de 2020.

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada