El sector manufacturero de la eurozona crece a un ritmo “modesto” durante el tercer trimestre

El sector manufacturero de la zona euro continuó su tónica alcista al final del tercer trimestre, pese a que la producción y los nuevos pedidos se expandieron a ritmos “modestos”, según se desprende del índice PMI final del sector manufacturero de la zona euro elaborado por Markit.

En concreto, el índice PMI se ralentizó en septiembre hasta los 52 puntos, lo que confirma la estimación preliminar publicada la pasada semana y supone tres décima menos que el dato de agosto y su nivel más bajo en cinco meses.

En este sentido, añade que esta última lectura del indicador está prácticamente en línea con las registradas en los últimos siete meses y hace que la media del PMI para el conjunto del tercer trimestre (52,3 puntas) se mantenga sin cambios respecto a la del segundo trimestre.

Por otro lado, subraya que las medias trimestrales del índice de producción y del índice de nuevos pedidos fueron ligeramente mayores que en el segundo trimestre, mientras que la presión sobre los costes se intensificó, ya que el precio de los insumos y los precios de venta cayeron durante el mes de septiembre.

“La producción manufacturera aumentó por vigésimo séptimo mes consecutivo en septiembre, ya que las empresas incrementaron la producción en respuesta al aumento de los nuevos pedidos y a un nuevo crecimiento de los pedidos pendientes de realización. Sin embargo, los ritmos de alza de la producción y de los nuevos pedidos fueron ligeramente más bajos que en el mes anterior”, explica.

El economista jefe de Markit, Chris Williamson, subrayó que a pesar del estímulo “sin precedentes” del Banco Central Europeo (BCE (Toronto: BCE-PA.TOnoticias) ) y de la fuerte depreciación monetaria, el sector manufacturero de la zona euro “no logra alcanzar un ritmo de crecimiento significativo e incluso corre el riesgo de sufrir un nuevo estancamiento”.

En este sentido, incidió en que el ritmo de expansión ha permanecido estable tras la reactivación después del inicio de la flexibilización cuantitativa a principios de año, “permaneciendo decepcionantemente modesto e incluso cayendo hasta su mínima de cinco meses en septiembre”.

En consecuencia, Williamson consideró probable que el sector manufacturero sólo proporcione un pequeño impulso para la economía global en el tercer trimestre, limitando el crecimiento del PIB en torno al 0,4%.

Por países, destacó que Irlanda sigue mostrando el mejor resultado, pero agregó incluso en este país se ha observado en los meses recientes

una “caída preocupante” del crecimiento hasta su nivel más débil en un año y medio, que se ha visto acompañada por desaceleraciones similares en España, Italia y los Países Bajos.

Asimismo, apuntó que el crecimiento también disminuyó en Alemania, permaneciendo “frustrantemente débil”, dadas las recientes medidas

de estímulo. “La recesión de Grecia mostró señales de moderación, aunque sigue siendo grave, mientras que la producción se estabilizó en Francia”, añadió.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada