Fuerte aumento de las ventas de automóviles en septiembre pese al escándalo de Volkswagen

WVPor si había alguna duda, el escándalo de los motores trucados de Volkswagen no afectó a las ventas de automóviles en Estados Unidos en septiembre, que alcanzaron un ritmo casi frenético al situarse al equivalente anual de 18,4 millones de unidades.

Pero aunque las ventas de Volkswagen aumentaron ligeramente el mes pasado (un 0,56 %) para situarse en 26.141 vehículos, las ganancias del fabricante alemán fueron minúsculas comparadas con las de sus competidores.

Los cuatro mayores fabricantes de Estados Unidos (General Motors, Ford, Fiat Chrysler y el grupo Toyota) terminaron septiembre con fuertes aumentos de la demanda, superiores al 10 %. De los cuatro, el que más se benefició del frenesí comprador fue Ford, cuyas ventas crecieron un 23 %.

La suerte de la marca de la gama alta del Grupo Volkswagen, Audi , también afectada por el escándalo de los motores trucados, fue mejor que la de VW.

Las ventas de Audi aumentaron un 16,2 % y llegaron a 17.340 vehículos, lo que confirma la fortaleza de la demanda de vehículos de la gama alta, especialmente todocaminos, en el mercado norteamericano.

La publicación de las cifras de septiembre sirvió para que el director de operaciones de VW en Estados Unidos, Mark McNabb, agradeciese “a los concesionarios y clientes su apoyo a la marca Volkswagen”.

“Volkswagen seguirá su trabajo con diligencia para recuperar la confianza en nuestra marca”, añadió McNabb.

Por su parte, el vicepresidente ejecutivo de Audi en Estados Unidos, Mark Del Rosso, aprovechó los resultados de septiembre para destacar que la lealtad de los clientes de la marca “rápidamente se está convirtiendo en la envidia del sector”.

En general, el fuerte aumento de la demanda de vehículos nuevos en Estados Unidos lo explican los expertos por la fiesta de “Labor Day”, el día del trabajo, que este año se situó en el mes de septiembre, y los bajos precios de la gasolina.

Labor Day es tradicionalmente el periodo de más ventas de automóviles en Estados Unidos, pues todos los fabricantes ofrecen descuentos especiales y otros incentivos para eliminar lo almacenado tras la llegada de los modelos de la nueva temporada.

Este año, los bajos precios de la gasolina gracias a la drástica caída del precio del crudo, ha contribuido a animar a los consumidores estadounidenses a acudir a los concesionarios para adquirir nuevos vehículos, especialmente todocaminos y camionetas.

Tras los resultados de septiembre, los fabricantes se mostraron optimistas sobre el futuro inmediato.

El economista jefe de GM, Mustafa Mohatarem, dijo en un comunicado que “Estados Unidos crea puestos de trabajo, los ingresos aumentan, los precios de la energía y las tasas de interés siguen bajos y las empresas siguen sus inversiones, pero el hecho sigue siendo que ha sido una recuperación lenta”.

“La economía todavía puede crecer más, lo mismo que las ventas de automóviles en particular ahora que la generación de los mileniales (veinteañeros que han crecido con internet) están entrando en el mercado laboral”, añadió Mohatarem.

En términos similares se expresó Michael Sprague, director operativo de Kia, quien señaló que además de Labor Day “y la fuerte confianza de los consumidores, nuestro continuado crecimiento proviene de compradores que están entrando en el mercado por primera vez en años y descubriendo la renovada Kia”.

El resultado fue ganancias generalizadas. Además del 23 % de aumento del Grupo Ford, Fiat Chrysler (FCA) consiguió un 14 %, General Motors (GM) un 12,5 % y el grupo Toyota un 11,5 %.

Por detrás de los cuatro mayores fabricantes, la historia se repitió.

Entre los fabricantes japoneses, el grupo Honda (Honda y Acura) vendió 133.750 vehículos, un aumento del 8,6 %, mientras que el grupo Nissan (Nissan e Infiniti) 121.782 unidades, un 18,3 % más que hace un año.

Las surcoreanas Hyundai y Kia crecieron un 14 y 22,6 %, respectivamente. Hyundai entregó 64.015 vehículos y Kia 49.820.

Por su parte, además de VW, los otros dos fabricantes alemanes también ganaron en septiembre.

El grupo BMW (BMW y Mini) entregó 31.022 vehículos, un 4,1 % más que en 2014. Y Mercedes-Benz ganó un 6 %, con 32.087 vehículos.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada