Carlos Baute, cantautor venezolano: ‘Muchos hombres me dicen que ahora su mujer le exige que le lleve el desayuno a la cama y que tenga detalles con ella”

El cantautor Carlos Baute en Vilagarcía, Galicia, donde está colaborando con la lucha contra el cáncer.  Copyright © Grupo ES., 2014.

El cantautor Carlos Baute en Vilagarcía, Galicia, donde está colaborando con la lucha contra el cáncer. Copyright © Grupo ES., 2014.

Carlos Baute (Caracas, 1974) resume su trayectoria en una palabra “vida”. El cantante venezolano de raíces gallegas sintetiza su tarea en “dar alegría”. Y recibe a Grupo ES. en su camerino, unas horas antes de la Gala contra el Cáncer Panorama, en una entrevista exclusiva, en Vilagarcía. Baute rezuma sensibilidad, trato humano, cariño, simpatía, delicadeza…

 

De entre todos sus temas que escribe casi todos destaca ‘Quién te quiere como yo’. Y se explica: “La letra fue muy sencilla, muy honesta como muchas de las que he escrito, ¿no? Porque el cien por cien de las letras son mías…, pero en este caso, fue un tema que salió muy rápido… -¡siempre los hago con el corazón!-,… pero como que me metí con la mujer en algo tan básico como el consentirla…, el decirle que hay que llevarle el desayuno a la cama a la mujer… y hay que hacerla sentir como una dama… Ese es un mensaje que parecía una tontería pero no lo es… ¡Llegó! Muchos hombres, parándome en la calle me dijeron: ahora mi mujer me exige que le lleve el desayuno a la cama, y que la trate de tal…, y que tenga detalles con ella. Y, luego, en ese mismo tema, hay una parte del coro que dice: quién respeta tus pasos, quien entiende tus días de cambios. ¡Hay que entender esas hormonas femeninas! ¡Ese cambio! ¡Consentirla! ¡Hacerles cosas distintas para que no lo pasen mal y para que nosotros tampoco lo pasemos mal! Entonces, (esta canción) encierra un mensaje bien fuerte entre la mujer y el hombre. Creo que conseguí, lo que sin querer logré.

Copyright © Grupo ES., 2014.

Copyright © Grupo ES., 2014.

Esta sensibilidad de Baute por la mujer procede del trato con “mi madre, mi abuela, mi hermana, mi sobrina, con mi mujer… con mis fans”. Y a renglón seguido: ¡Estoy todo el día rodeado de mujeres. Y les admiro, les quiero y ojalá que nos presidan en todos los países; ¡qué manden, qué nos gobiernen!”. Y es que Carlos Baute se confiesa: “¡Feminista total!”. “Yo creo que Ustedes tienen las cosas muy claras, y cuando tienen los objetivos que quieren lograr, los cumplen, sea lo que sea, al precio que sea y eso me gusta. Yo creo que muchas veces los países, las ciudades o pueblos las necesitamos., En cambio, a veces, el hombre se enfoca en varias cosas…, pero Ustedes van allí (mientras hace un gesto con sus manos muy significativo) de ir adelante y hasta que no lo logran, no lo dejan”.

 

 

Carlos ha conseguido hacer aflorar la parte verdadera del corazón de la mujer. “No lo había pensado nunca, pero tal vez. Son canciones que yo le escribo a la mujer y yo le digo a los chicos –porque en el porcentaje de mi público, es mayoritario es femenino-, obviamente le compongo a la mujer, pero quien debería cantar mis canciones para dedicárselas son los hombres. Porque son canciones que yo como hombre, se las dedico a la mujer. Luego hay canciones que son más bailables y que los hombres están encantados y se identifican con eso y se las dedican a su mujer. Pero se las deberían dedicar todas, porque son todas para Ustedes (las mujeres)”.

Copyright © Grupo ES., 2014.

Copyright © Grupo ES., 2014.

Baute transmite en sus composiciones e interpretación el talante del caballero venezolano: buen amante, my cortés… “Cada canción es una historia”, explica Baute. “Obviamente he pasado por muchas historias…he sido generoso, he sido caballero… en otras más palote, más sensual, en otras hay que ser detallista, agradecido con la mujer… ¡He pasado por todas! He escrito canciones donde la mujer nos ha maltratado psicológicamente o nos ha montado los cuernos. ¡Qué sé yo! He pasado por mil historias… y seguiré componiendo canciones, inventando historias o haciendo historias reales”. Y el cantautor desvela que en el disco ‘En el buzón de tu corazón’ “el 80% de las canciones están basadas en hechos reales de amistad que me las han contado por el whatsapp o por el teléfono. Yo siempre he dicho que el teléfono es un arma de doble filo: porque te aleja de los que tienes cerca, pero te acerca a los que tienes lejos. En mi caso, que siempre estoy viajando, estoy más cerca de mis amigos por el teléfono… ¡Qué tal!, Cómo está? Mi amigo de Puerto Rico: Alfonso, ¿cómo te va?…Alfonso, bien… aquí…con mis hijos…lo que pasa es que estoy separado durante 3 meses… Y yo pienso al leer: Esto es una historia, una historia real y que la voy a componer. Lo que hago, normalmente, es que ritme, un poquito de ficción, un poquito de mi corazón… y ponerle música… Son cosas que le pueden pasar a cualquiera, son letras que las puede entender un niño de cinco años y, obviamente, en adelante. Son canciones muy claras, son frontales. Yo soy muy directo con las palabras a la hora de componer”.

 

De esta forma, Carlos Baute mueve los corazones con sus letras y canciones. Todo lo que no se puede comprar con dinero… “Totalmente (de acuerdo). Eso no se puede comprar. Es gratis, ‘free’…¡es una maravilla! Dar un abrazo es gratis. Un sonrisa es gratis, un cariño…un tensión…y de eso tratan muchas de mis canciones.

Copyright © Grupo ES., 2014.

Copyright © Grupo ES., 2014.

Pero queremos conocer por dentro el corazón de Carlos Baute. Pregunta: ¿Una canción no escrita por ti?: “’Vivir Mi Vida’ de Marc Anthony”; qué flor regalarías a una dama después de un enfado: “un girasol”; un lugar especial para ti: “la montaña, me encanta la montaña”. ¿Qué transmite?: “Conexión con la naturaleza directamente. Yo soy piscis y surfeo. Me encanta el agua, me encanta la playa. La montaña está alejada, como que no ves a nadie… solamente ves verde, verde, verde… como que te conectas más. Aunque de repente estés en una isla, pero en una isla como si te falta… tanta agua…qué pasó. En cambio en lo verde puedes caminar… pueden pasar tantas cosas con lo verde…”.

 

Detrás de un hombre hay una gran mujer. “Y detrás de un padre hay un par de locas. ¡Estamos rodeados! ¡Son geniales!”. A Carlos Baute le falta el niño y se plantea qué le gustaría transmitirle para cuando llegue: “Respeto a la mujer. Y que crea en sí mismo. Y que haga lo que le ayuda a que se sienta feliz”.

Copyright © Grupo ES., 2014.

Copyright © Grupo ES., 2014.

En Vilagarcía, Galicia, Baute está “colaborando con la lucha contra el cáncer y colaborando con una orquesta que es un fenómeno… Ahora recién acaban de llegar unos colegas, amigos venezolanos, que nunca han estado en Galicia y que cantan con la Orquesta Panorama. Y me preguntaban cómo es eso… cantar con una orquesta… No nos hemos podido meter en Internet… Cuéntanos cómo es… Y les dije es una orquesta alucinante. Esto es un fenómeno… Y les conté. Yo les quiero muchísimo (a los miembros de Panorama). Para mí son recontra especiales porque cantaron para mí el día de mi boda. ¡Que nunca lo han hecho! ¡Sólo en una y fue la mía! Imagínate qué linda es la amistad que tenemos con la Orquesta Panorama y siempre les estaré agradecido… Llevo siete años consecutivos acudiendo a esta Gala contra el Cáncer Panorama… Y todas las veces que ellos quieran, yo voy a estar aquí”.

 

Se podría decir que Baute ha entrado a formar parte de esa gran familia que es Panorama. “Sí qué lindo. Siempre que les veo… están lo mismo…; bueno, las mujeres, obviamente, no pueden aguantar este trote… las que van cambiando son las cantantes … Y sus maridos les dirán: ¡Espérate, chiquita. Hay que tener niños… aguanta en la casa! Y el hombre sale a la calle a trabajar… Son supertrabajadores… yo no creo que hay más concierto en la vida que la Orquesta Panorama…Yo les admiro, les quiero, les respeto… Y luego el show es brutal. Lo más espectacular de mi boda fue la música de la Orquesta Panorama, a parte de la ceremonia que fue muy emotiva. La Orquesta Panorama se lleva todos los premios para mí”.

Copyright © Grupo ES., 2014.

Copyright © Grupo ES., 2014.

Galicia para Baute es “lo verde que es que me encanta. Hay tanto verde… ¡Dios mío! ¡Amo lo verde!. Luego, yo creo que es el paraíso. Tienes lo verde y tienes el mar. Aquí lo tienen todo… Es muy especial… Me gusta el olor a lluvia. Huele a fresco. Hay mucha pureza. Hay pueblos aquí donde estás y … pasa un coche… Yo vengo del DF… 28, 30 millones de personas. Una locura. Llego a aquí y digo, un paraíso. ¡Qué tranquilidad, qué paz! ¡Huele a paz!”.

 

En el escenario Baute percibe la sensibilidad de los gallegos y gallegas. “Totalmente. La gente de aquí –no sé si es porque tengo muchos años o la conexión con mis abuelos y bisabuelos. Tengo familia en O Carballiño, en Ourense de donde era mi otra abuela por parte de mamá-, entonces, siempre ha habido una conexión tremenda… Siendo venezolano, en vez de comer, arepas, yo comía empanada gallega, caldo gallego y muchas otras cosas que eran típicas de mi abuela. Que hoy en día como aquí y es como en casa. He degustado tremendas tortillas que como las de los gallegos no las hacen en ningún lado. No sé de dónde viene la tortilla española, no lo he preguntado… pero como la tortilla española en Galicia, no hay. Y la que hacía mi abuela era otra cosa…, y la empana que hacía mi abuela de de bonito era… ¡Dios mío!… ¡espectacular!

Copyright © Grupo ES., 2014.

Copyright © Grupo ES., 2014.

Al oírlo hablar, Carlos podía ser un buen embajador de Galicia. “Yo amo Galicia. ¡Una tierra bendita, hermosa…Me encantan sus aguas. La comida es deliciosa y barata! No se compara con otra parte del país. Los mariscos que comes aquí… ¡Dios mío! (y se lleva las manos a la cabeza)… Están fresquitos. No congelados. Vienen del mar para acá. Y el valor es distitísimo con el que pagamos en otras partes de España”.

 

En el escenario el “bip es brutal”, confiesa el artista. “¡Sube a tope! Yo hago canciones a un bip de 120´. No sé por qué. Así me nacen. Tengo ese ritmo. Y cuando estoy en el escenario… (hace un gesto con las palmas al doble de velocidad)”.

Copyright © Grupo ES., 2014.

Copyright © Grupo ES., 2014.

Entre sus admiradoras Carlos ha escuchado cosas como esta: “Quiero un hijo tuyo. Me parece super-fuerte. Y aquí me lo dicen así de veces (hace un gesto con los dedos). ¡Dios mío! ¡Qué bárbaro! ¡No lo tengo, pero el día que lo tenga va a ser lo más lindo de esta vida. Así que me parece un piropo muy bonito!

 

Y termina (dirigiéndose a las mujeres): “Les amo con locura. Gracias por ser mujeres!P1011435

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada
1