Varios ingenieros de Volkswagen han confesado que instalaron en 2008 el programa informático destinado a trucar datos

El logotipo del fabricante automovilístico alemn Volkswagen

El logotipo del fabricante automovilístico alemn Volkswagen

Varios ingenieros del gigante alemán del automóvil Volkswagen reconocieron su responsabilidad en la manipulación de motores diésel revelado hace dos semanas, indica este domingo el diario alemán Bild sin facilitar sus identidades ni número.

Los servicios encargados de la investigación interna del caso, que ha provocado un cataclismo mundial en el sector del automóvil, “han recibido las primeras confesiones”, según el diario, que no cita sus fuentes.

“Varios ingenieros han declarado que instalaron en 2008 el programa informático destinado a trucar datos de los tests de contaminación”, agrega Bild.

Volkswagen admitió hace poco que equipó los motores de 11 millones con ese software. La revelación de esta trampa le ha costado el cargo al patrón del grupo, Martin Winterkorn, y Volkswagen ha prometido aclarar el caso y ha confiado la investigación a un gabinete de abogados de Estados Unidos.

El grupo imputa la responsabilidad de la manipulación a “un pequeño grupo de personas” y ha suspendido a ciertos empleados. La prensa evoca una docena de personas, entre ellas el responsable de investigación y desarrollo de la filial Audi.

Las confesiones recabadas hasta ahora no han permitido identificar a los instigadores de la instalación del programa, explica Bild.

Según las confesiones realizadas por los ingenieros concernidos, era técnicamente imposible fabricar el motor EA 189, desarrollado por Volkswagen en 2005, respetando a la vez los topes de emisión de gases contaminantes y los imperativos de costes. Y se decidió recurrir al programa incriminado.

Volkswagen debe revisar de forma inminente millones de coches y utilitarios.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada