El líder del CDS-PP muestra su satisfacción de la coalición gubernamental en Portugal

El primer ministro luso, Pedro Passos Coelho (i), y el número dos de la alianza conservadora, el democristiano Paulo Portas.

El primer ministro luso, Pedro Passos Coelho (i), y el número dos de la alianza conservadora, el democristiano Paulo Portas.

El líder del Centro Democrático Social-Partido Popular (CDS-PP), Paulo Portas, ha mostrado este domingo su satisfacción por la victoria de la coalición PaF, cargando contra la izquierda y afirmando que “no es posible intentar transformar una derrota en las urnas en una especie de victoria”.

En sus primeras palabras tras el anuncio de los resultados, Portas ha dicho que la victoria del PaF ha sido “clara” y ha agregado que ha conseguido “recuperar, si bien no totalmente, la reconciliación con el electorado”.

Por otra parte, ha indicado que “sabrá leer y respetar la circunstancia” generada debido a que el PaF no ha logrado una mayoría absoluta, según ha informado el diario portugués ‘DN’.

“Una gran mayoría del Parlamento continúa estando formada por partidos del arco de la gobernabilidad”, ha apuntado, subrayando que “no vale la pela apelar a cualquier insurrección, ya que los portugueses no perdonarían que su voluntad, expresada democráticamente, no fuera respetada”.

Las elecciones las ha ganado PaF, con un 36,83 por ciento de los votos, seguido por el Partido Socialista (32,38 por ciento) y el Bloque de Izquierda (10,22 por ciento), según los datos correspondientes al 99,23 por ciento del recuento.

Por detrás se han colocado la Coalición Democrática Unitaria (CDU) ecocomunista, que ha logrado un 8,27 por ciento de los votos, y el Partido Popular Democrático/Partido Social Demócrata (PPD/PSD), que se ha hecho con el 1,51 por ciento de las papeletas. Personas-Animales-Naturaleza (PAN) ha logrado el 1,39 por ciento de los votos.

De esta forma, PaF ha logrado 99 mandatos; el PS, 85, el Bloque de Izquierda, 19; CDU, 17; PPD/PSD, cinco; y PAN, uno. La abstención se ha situado en el 43,44 por ciento.

“INEQUÍVOCO”

El primer ministro luso, Pedro Passos Coelho, calificó de “inequívoco” el triunfo de la coalición conservadora que lidera en las elecciones legislativas pese a no lograr la mayoría absoluta.

“No conseguimos llegar, como era nuestro deseo, a una mayoría suficiente en el Parlamento” para poder formar un Gobierno estable, dijo el mandatario luso ante sus seguidores en el hotel donde siguió el escrutinio electoral.

Tras asegurar que interpreta “con mucha humildad” el resultado de estos comicios, Passos Coelho subrayó que “sería extraño (…) que quien ganase las elecciones no pudiese gobernar”.

Con el 95 % del voto escrutado, la alianza entre los socialdemócratas del PSD y los democristianos del CDS-PP obtiene cerca de un 39 % de los votos, frente al 32 % de su principal rival, el aspirante socialista António Costa.

Passos Coelho insistió en que respeta la decisión de los portugueses y adelantó que buscará los compromisos necesarios para poder continuar el camino de la recuperación económica y de crecimiento del empleo.

En términos similares se pronunciaba su socio y líder de los democristianos, el actual viceprimer ministro, Paulo Portas, quien tomó la palabra en el mismo acto para asegurar que la coalición ganadora interpretará y respetará el deseo de los electores.

“Los portugueses quisieron, con total claridad, que el PSD y el CDS gobiernen otros cuatro años”, destacó.

Los conservadores lusos lograron el triunfo tras una legislatura marcada por las severas medidas de austeridad aprobadas por su Gobierno a instancias de la troika, como contrapartida por el rescate internacional que le concedieron la UE y el Fondo Monetario Internacional (FMI) en 2011.

No obstante, su pérdida de apoyos fue evidente, ya que en la cita electoral de 2011 sumaron casi el 50 % de los sufragios.

También fue significativa en estos comicios la elevada tasa de abstención, que según los datos provisionales volvió a superar el 40 %.

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada