Coalición de Gobierno en Portugal gana elecciones, pero pierde mayoría

El Gobierno de centroderecha de Portugal ganó el domingo una elección que era una prueba para sus severas medidas de austeridad, pero el no alcanzar una mayoría en el Parlamento genera perspectivas de una incertidumbre política.

El primer ministro Pedro Passos Coelho sería el primer líder en Europa en ser reelecto tras imponer duras medidas sobre los votantes bajo paquetes de rescates internacionales, los que siguieron al inicio de la crisis de deuda soberana en el 2009.

Sin embargo, un Gobierno de minoría podría colocar nerviosos a los inversores en el país de 10 millones de habitantes. Ninguna administración de minoría ha sobrevivido un término completo desde que el país retornó a la democracia, en 1974.

Con el 99,1 por ciento de los distritos en el país contabilizados, la coalición oficialista obtenía alrededor del 38,5 por ciento de los votos, mientras que el socialista Antonio Costa sumaba el 32,4 por ciento.

Las cifras finales no se conocerán hasta la noche del lunes.

Passos Coelho dijo que estaba preparado para formar un nuevo Gobierno, pero sugirió que tal vez tendrían que hacer concesiones sobre las políticas.

“Interpretamos los resultados con mucha humildad”, aseguró. “No logramos alcanzar una mayoría en el Parlamento”.

Los resultados mostraron que el Gobierno alcanzó 100 escaños de los 230 del Parlamento, por debajo de los 116 que se necesitaría para una mayoría, aunque la cifra podría subir levemente cuando se tengan los resultados finales.

Costa, en tanto, que prometió aliviar las medidas de austeridad, dijo que su partido no cumplió con su meta de ganar pero no que no renunciaría y que los socialistas se apegarían a sus políticas.

“Nadie puede contar con los socialistas para apoyar políticas que van en contra de los socialistas”, dijo. “Hubo una gran mayoría de portugueses que votaron por el cambio”.

Antonio Barroso, vicepresidente senior de la consultora Teneo Inteligence en Londres, afirmó que la inestabilidad política podría aumentar.

“El buen resultado del Bloque de Izquierda obligará a los socialistas a endurecer su postura contra el Gobierno, lo que no es bueno para la estabilidad política en el mediano plazo”, dijo Barroso en una nota de investigación.

El pequeño Bloque de Izquierda incrementó su proporción de votos a alrededor del 10 por ciento, mientras que los comunistas tradicionales sumaron un 8,2 por ciento.

Las primeras barreras se producirían con la presentación del presupuesto del 2016 en las próximas semanas.

La coalición de Passos Coelho subió los impuestos y recortó el gasto público, pero durante la campaña defendió su gestión y dijo que el país está comenzando a ver los frutos de las medidas con una recuperación gradual luego de tres años de recesión.

La elección general fue la primera desde que Portugal abandonó el año pasado un plan de rescate internacional. La victoria del Gobierno era impensable hace unos meses, cuando todos los sondeos le daban una clara ventaja a los socialistas de la oposición, que habían prometido aliviar las medidas de austeridad.

El presidente Anibal Cavaco Silva tendrá la tarea de nombrar al próximo primer ministro tras conversar con todos los líderes políticos, lo que se espera se produzca en los próximos días.

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada