Examinadores contabilizan 35.000 exámenes de conducir suspendidos por la huelga y anuncian movilizaciones

Más de 35.000 exámenes de conducir han sido suspendidos a lo largo de las últimas tres semanas como consecuencia de los paros parciales convocados por los examinadores de toda España, según ha informado CSIF, uno de los organizadores de la huelga, junto con Asextra, CGT y USO.

Esta movilización, iniciada el pasado 14 de septiembre con paros de 3 horas diarios, han supuesto un seguimiento del 80 por ciento, según los convocantes, mientras que la Dirección General de Tráfico (DGT) apunta a un “seguimiento parcial” del 28%.

Concretamente, CSIF y Asextra hablaban de unas tres primeras semanas con más de 4.000 alumnos damnificados en la Comunidad Valenciana, unos 6.000 en Valladolid o más de 800 en Zaragoza, entre otros. Por otra parte, hay provincias en las que no se ha secundado el paro, como A Coruña, Cádiz, Guadalajara y Lugo, según informan los propios sindicatos y asociaciones.

Con esta huelga se reclama “mayor seguridad, un refuerzo de las plantillas, mejores condiciones de trabajo y una revisión salarial” de los funcionarios que, según los convocantes, se sienten maltratados y abandonados por la Administración.

A través de esta denuncia buscan la sensibilización de la sociedad ante las “situaciones indeseables que viven a diario, como insultos o agresiones físicas que, en muchos casos terminan en los tribunales”.

CSIF considera que esta situación podría empezar a resolverse comunicando los resultados de los exámenes al día siguiente, como ocurre en otros países de la UE, como en Francia. Según explica el sindicato, la mayoría de las agresiones se producen en zonas aisladas, polígonos industriales o caminos alejados de los núcleos urbanos de población.

Los convocantes han pedido, ante la falta de respuesta de la Dirección General de Tráfico (DGT), reunirse con el ministro del Interior, Jorge Férnandez Díaz, así como al titular de Hacienda, Cristóbal Montoro, para que medien y desbloqueen la negociación con el departamento que dirige María Seguí. Mientras tanto, se ha llamado a elevar el nivel de protestas, “con una gran movilización a nivel estatal”.

RESPUESTA DE LA DGT

La DGT ha mostrado su postura antes las reivindicaciones de este colectivo. En cuanto a las agresiones, Tráfico ha indicado que los estudios realizados en este sentido, del año 2014, recogen 17 denuncias por agresión, tanto verbal como física, de las cuales 7 eran de personal de oficina y 8 de examinadores.

“Por nuestras oficinas de la jefatura pasan millones de personas al año, y por los exámenes miles de personas. El porcentaje de agresiones verbales y físicas es mínimo”, han apuntado desde Tráfico.

Del mismo modo, los examinadores piden que se les reduzca el número de pruebas de examen diarias, que actualmente está en 13, a 12. En este sentido, desde la DGT explican a Europa Press, que esta prueba debe durar un máximo de 25 minutos, un límite al que muchos no llegan porque cometen una infracción de eliminación directa y, por lo tanto, se pone fin al examen.

En este sentido, apunta que estas 13 pruebas son “las máximas que un examinador puede llegar a realizar cada día”. Esto quiere decir que bastantes días y en muchas Jefaturas el número de pruebas por examinador no llega a estos máximos y puede rondar una media de 10 exámenes por día. Y en el caso de que se realizaran todas las pruebas y que todas fueran de 25 minutos, la DGT recuerda que se completarían 5 horas y media de trabajo. Es decir, no llegaría a las 7 horas y media que sería su jornada laboral.

En cuanto al aumento de la plantilla, Tráfico indica que se está haciendo “un esfuerzo muy importante” en la formación de nuevos examinadores. Así, se han formado a lo largo de estos últimos 2 años (2014/2015) a unos 100 nuevos examinadores, a través de 5 cursos de formación, mientras que para 2016 se ha previsto llevar a cabo otros 3 cursos de formación en los que se formarán unos 60 nuevos examinadores.

“El compromiso de la DGT con este área de actividad económica es máximo y prioritario, transfiriendo efectivos de otras actividades al Área de exámenes y apostando por mantener dentro del Servicio Público, llevado a cabo por empleados públicos, la realización de los exámenes para la obtención del permiso de conducir”, ha declarado el departamento.

Finalmente, entre las denuncias de esta huelga está la necesidad de un aumento de sueldo que, según la DGT, ya se ha propuesto a Hacienda, a la Comisión Interministerial de Retribuciones (CECIR), que es “la que ahora tiene que decidirlo”.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada