El primer ventrículo artificial se implanta a una mujer en España

El Hospital Clínico de Salamanca ha implantado el primer ventrículo artificial a una mujer, de 73 años, en una intervención pionera en Castilla y León y que supone la séptima llevada a cabo en España como tratamiento definitivo, aunque es la primera en el caso de una mujer.

 

Según han dado a conocer hoy en rueda de prensa el consejero de Sanidad de Castilla y León, Antonio María Sáez Aguado, y los responsables médicos de la operación, se ha tratado de una paciente “con insuficiencia cardiaca grave que no podía recibir un trasplante de corazón”.

 

El consejero ha explicado que es la primera vez que se implanta este tipo de dispositivo “a una mujer en España y además es la paciente de mayor edad a la que se ha tratado con esta asistencia ventricular”.

 

El jefe de Cirugía Cardíaca del Hospital Clínico de Salamanca, el doctor José María González Santos, ha dado a conocer los aspectos técnicos de la intervención, que se realizó el pasado 16 de diciembre y que duró dos horas y media, para implantar “un dispositivo de tercera generación que permitirá bombear 10 litros de sangre por minuto”.

 

Este dispositivo, con un coste cercano a los 100.000 euros, hace las funciones del ventrículo y tiene un peso de 120 gramos, con una bomba que “se ancla en el vértice inferior del corazón y se conecta a la arteria aorta”, con lo que sustituye “la función ventricular”.

 

Por su parte, el doctor Pedro Luis Sánchez, jefe del Servicio de Cardiología del Hospital Clínico de Salamanca, ha justificado esta implantación en la paciente de 73 años en su “deterioro acelerado” y en que por “su edad existen dudas” de la efectividad de un trasplante “por la falta de corazones” y porque a personas mayores de 70 años “no son candidatos a recibir trasplantes humanos”.

 

Después de realizada la operación quirúrgica, la paciente “está teniendo una evolución satisfactoria, aunque sigue ingresada para acostumbrarse a cambiar las baterías -que tiene el dispositivo-, a hacerse curas de la herida y a adaptarse al aparato”, ha añadido el doctor Sánchez.

 

Este tipo de terapia es muy utilizada en Alemania o en Estados Unidos, aunque en España, “por la situación económica”, no se ha realizado de forma habitual, según el jefe de Cirugía Cardíaca, José María González.

 

Sin embargo, también ha reconocido que en Alemania, donde se implantan en torno a cien dispositivos al año de este tipo, no se realizan “demasiados trasplantes de corazón” ya que “suele haber una lista de espera de cuatro años para un trasplante”.

 

“En los próximos años irá adquiriendo una mayor relevancia y abre además una puerta a todos aquellos pacientes que no podían recibir un trasplante de corazón por razones de edad o pluripatología”, según ha destacado el consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado.

 

Por ello, con esta intervención se ha demostrado “la altura y la calidad” sanitaria que se presta en los “hospitales públicos de Castilla y León y concretamente de Salamanca”, ha añadido el consejero.

 

Además, esta técnica se irá incorporando a la cartera de servicios de la Sanidad pública de la Comunidad Autónoma, ya que según los datos aportados por el jefe de Cirugía Cardíaca “puede dar una supervivencia de entre seis y siete años a personas que solo tendrían unos meses de expectativas de vida por su patología coronaria”.

 

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada