Passos Coelho invita a los socialistas portugueses a negociar

El presidente de Portugal, Aníbal Cavaco Silva (d), en un momento de la reunión que mantuvo ayer con el presidente del Partido Social Demócrata (PSD), Pedro Passos Coelho (i), tras la victoria de la coalición centro-derechista en las elecciones del domingo.

El presidente de Portugal, Aníbal Cavaco Silva (d), en un momento de la reunión que mantuvo ayer con el presidente del Partido Social Demócrata (PSD), Pedro Passos Coelho (i), tras la victoria de la coalición centro-derechista en las elecciones del domingo.

El ganador de las elecciones portuguesas del domingo, el conservador Pedro Passos Coelho, invitó hoy al Partido Socialista (PS) a sentarse a negociar para encontrar una solución de gobierno que garantice la estabilidad.

En una declaración al país, el actual primer ministro informó de que ya hizo llegar hoy a primera hora esta propuesta al líder de los socialistas, António Costa, con quien pretende reunirse esta semana para sentar las bases de un acuerdo.

Passos Coelho defendió que dentro del arco parlamentario portugués, el PS es la única formación que también defiende sin fisuras “la pertenencia de Portugal a la UE y a la zona euro”, así como “el respeto por las reglas” comunitarias en materia de política económica y monetaria.

En su opinión, la posición europeísta de los socialistas justifica que sean “la primera opción” a la hora de negociar una solución para conformar un Ejecutivo estable que aspire a mantenerse durante toda la legislatura.

La coalición de centro-derecha liderada por Passos Coelho ganó los comicios con cerca del 39 % de los votos, insuficiente para revalidar su mayoría absoluta, mientras que los socialistas quedaron segundos con más del 32 % de los sufragios.

La alianza conservadora, en el poder desde 2011, necesitará del apoyo de otras fuerzas -o al menos de su abstención en las votaciones- para poder aprobar leyes en el Parlamento, entre ellas los Presupuestos Generales del Estado para 2016, en la que será la primera gran prueba del nuevo Gobierno.

“Queremos garantizar que tendremos condiciones para poder encarar los próximos años con la estabilidad y confianza que los portugueses necesitan”, insistió el primer ministro en funciones.

Sobre las condiciones de un hipotético acuerdo con el PS, Passos Coelho ya avanzó que es imprescindible que el próximo Ejecutivo “mantenga la disciplina y el rigor en las cuentas públicas”, pero también “promueva la inversión para generar más crecimiento económico y creación de empleo”.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada