Los parados cobran cada vez más subsidios que prestaciones contributivas

El peso de los subsidios asistenciales de paro sobre el total de prestaciones por desempleo se ha disparado desde 2008 en detrimento de las prestaciones contributivas, que cada vez llegan a menos desempleados.

Esto supone que las cuantías que perciben los parados que tienen protección son también más bajas, al ser la calidad de las prestaciones mucho menor, según informe sobre la protección por desempleo en España elaborado por CC.OO.

En concreto, sólo el 42% de los parados protegidos frente al desempleo cobra prestación contributiva, porcentaje que en 2008 era del 67%. Las prestaciones asistenciales han ocupado esos 25 puntos de diferencia y su peso ya alcanza el 59%, frente al 33% de 2008. Esto supone que prácticamente seis de cada diez desempleados con protección percibe un subsidio, mientras sólo cuatro de cada diez cobra una prestación contributiva.

Las razones de este cambio en la calidad de la protección por desempleo hay que buscarlas, según CC.OO., en el aumento del paro de muy larga duración y en la precariedad “creciente” del mercado laboral. Al agotarse el máximo de dos años de prestación contributiva, las personas que siguen en el desempleo pasan a cobrar prestaciones asistenciales si tienen derecho a ellas. Al mismo tiempo, la duración cada vez menor de los contratos laborales dificulta que los parados puedan acceder al segmento contributivo del sistema.

La pérdida de peso de las prestaciones de mayor cuantía y cotización (contributivas) en favor de las asistenciales ha provocado un recorte de las cuantías que perciben los parados. También ha influido en ello la caída de los salarios y los recortes aplicados en las prestaciones por el Gobierno, según ha explicado el sindicato.

Así, el gasto en desempleo por beneficiario se ha reducido desde 1.000 euros en 2008 a 771 euros en 2015 y la cuantía media de la prestación contributiva ha bajado de 843 euros mensuales en 2012 a 779 euros este año.

EL 42% DE LOS PARADOS NO TIENE PROTECCIÓN.

Eso es lo que sucede para los que sí tienen derecho a protección por desempleo, pero son muchos los parados que no cobran ni subsidios ni prestaciones contributivas.

En este sentido, CC.OO. denuncia que la tasa de cobertura frente al desempleo, es decir, el número de beneficiarios entre el número de parados potenciales con derecho a prestación, se ha reducido más de 21 puntos desde 2010, cuando alcanzó un máximo del 79,8%. Ahora la tasa es del 58,5%, lo que implica que 42 de cada 100 parados están fuera del sistema.

Esta cifra, añade el sindicato, sube hasta 45 de cada 100 sobre el total de parados registrados y hasta 57 de cada 100 si se toma como referencia el número de desempleados recogido por la Encuesta de Población Activa (EPA).

Según CC.OO., las personas desempleadas inscritas en el Servicio Público de Empleo pero excluidas de la protección alcanzaban las 993.740 en 2010. Cinco años más tarde, esta cifra se ha casi duplicado, hasta situarse en 1.839.217 personas.

A la luz de los datos recogidos en este informe, el sindicato pide que se adopten medidas para mejorar la protección por desempleo, dando un “giro” a la actuales políticas económicas.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada