Abanca alaba a México como destino “prioritario” de sus inversiones

El máximo accionista y vicepresidente de la entidad bancaria gallega Abanca, el venezolano Juan Carlos Escotet, anunció hoy, jueves 8 de octubre de 2015, su interés en adquirir la participación de Bankia en la cubana Corporación Financiera Habana (CFH) en Ciudad de México.

El máximo accionista y vicepresidente de la entidad bancaria gallega Abanca, el venezolano Juan Carlos Escotet, anunció hoy, jueves 8 de octubre de 2015, su interés en adquirir la participación de Bankia en la cubana Corporación Financiera Habana (CFH) en Ciudad de México.

El máximo accionista y vicepresidente de la entidad bancaria Abanca, de Galicia (noroeste de España), Juan Carlos Escotet, expresó hoy la intención del banco de crecer en México, un destino que calificó de “prioritario” para la inversión porque tiene un “futuro promisorio” a nivel económico.

“México es uno de los destinos más interesantes, uno de nuestros puntos de diversificación” y “está dentro de nuestras prioridades”, indicó Escotet en un encuentro con periodistas en la capital mexicana para presentar la nueva identidad de marca del banco gallego.

Escotet es presidente del primer banco privado de Venezuela, Banesco, que se fusionó con el Banco Etcheverría español y adquirió con este último en 2014 Novagalicia Banco (ahora Abanca), surgido de las antiguas cajas gallegas, Caixa Galicia y Caixanova.

El banquero destacó el Pacto por México alcanzado por el presidente Enrique Peña Nieto (2012-2018) con la oposición nada más llegar al poder y que permitió impulsar en el Congreso reformas estructurales en sectores claves como la energía, las telecomunicaciones o el tributario.

“A pesar de la caída del precio del petróleo” el país va a crecer a un ritmo de “entre 2 y 4 por ciento”, “tiene la inflación controlada”, “tipos de interés muy competitivos” y “una tasa de desempleo interesante”, recalcó el venezolano.

Además, “el mercado mexicano tiene un futuro muy promisorio solo profundizando en la bancarización”, que se sitúa en apenas en 21 por ciento, detalló.

Como parte del impulso dado a Abanca en el país latinoamericano, se ha “fortalecido y reformado” el equipo heredado de Novagalicia Banco, indicó Escotet, partidario de un modelo de negocio en el que conviva “la red física con todo el desarrollo digital”.

Consultado sobre el alto coste de las comisiones bancarias en México, consideró que por el tamaño y características del país los bancos tienen que hacer “inversiones enormes”, que “no hay forma de rentabilizar sino es por esa vía”.

En México, Abanca opera como “banco minorista y de pymes”, y tiene 5.000 clientes con créditos que van “de los 500.000 a los 12 millones de dólares”.

No concede préstamos en pesos mexicanos, sino mayoritariamente en dólares y también en euros.

Su presencia se concentra en la llamada banca de segundo piso (que coloca préstamos a través de otras instituciones financieras), pero su meta es posicionarse en la banca de primer piso (comercial).

En un país con 135.000 residentes españoles y 5.300 empresas de ese país, el objetivo es “acompañar a la clientela de toda la vida”, en la que hay hasta “terceras y cuartas generaciones de inmigrantes gallegos que lo eran antes de las extintas cajas de esa región.

Pero también abrirse más a empresarios mexicanos con los que aquellos se han ido asociando en los sectores en que son fuertes: hostelería, carpintería, mueblería, industria del metal, equipamientos y estaciones de servicio, entre otros.

Abanca está situado entre los 125 bancos más grandes del mundo, es el décimo en España y el primero en el noroeste del país, donde tiene una cuota de mercado de alrededor del “40 por ciento”, expuso Escotet.

Tiene oficinas en Francia, México, Argentina, Panamá, Portugal, Reino Unido, Suiza, Venezuela y Alemania.

Respecto a la situación en España, el banquero sostuvo que es un mercado “muy maduro” y con “muy bajos márgenes” donde Banesco tiene que “digerir su inversión”.

Sin embargo, recalcó que el país “va muy bien” y dijo estar convencido de que la mejora económica “es una recuperación sin retorno” porque “se hicieron los deberes estructurales”.

Puntualizó que a Galicia la crisis llegó “más tarde” que al resto del país y también “se va a ir más tarde”, aunque la economía gallega cuenta con el viento de cola que representa la devaluación del euro respecto al dólar, teniendo en cuenta que el 30 % depende de las exportaciones.

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada