Stradivarius, a la conquista del mercado chino online

La modelo y fotógrafa ucraniana Cate Underwood, rostro de la campaña publicitaria de Stradivarius, durante la fiesta celebrada en Shanghái.

La modelo y fotógrafa ucraniana Cate Underwood, rostro de la campaña publicitaria de Stradivarius, durante la fiesta celebrada en Shanghái.

La moda española tiene una importante presencia en China con tiendas de numerosas marcas y ahora una de ellas, Stradivarius, se lanza a la conquista del comercio online con un nuevo portal de comercio electrónico presentado hoy por la modelo china más internacional, Liu Wen.

Stradivarius.cn es el nombre del portal de esta marca del gigante textil español Inditex, presentado hoy en Shanghái (este) en una fiesta a la que también asistió la fotógrafa y modelo ucraniana Cate Underwood, el rostro de la campaña de imagen más reciente de esta firma.

Fue la segunda edición de la fiesta de la moda “The Event Paper” que la firma organizó por primera vez en Barcelona el año pasado, y que ahora llega a Shanghái en su versión asiática.

Stradivarius ya había abierto en abril una tienda virtual en TMall.com, el portal de venta de empresas a consumidores (B2C) del gigante del sector Alibaba, que acapara más de tres cuartas partes del total del comercio electrónico en el gigante asiático, pero ahora ya cuenta con tienda virtual propia para el mercado chino.

Para la marca española, presente con 910 tiendas en 60 países, el gigante asiático es uno de sus cinco mercados estratégicos en los que está concentrando sus esfuerzos de expansión ahora mismo, y de hecho está aumentando su presencia a gran velocidad desde su desembarco en el país en 2010.

Con 65 tiendas en una cuarentena de ciudades de todo el territorio chino, Stradivarius ve este mercado como uno de los de mayor crecimiento y ya lanza colecciones de moda especialmente concebidas para el público chino, que ahora podrá adquirir más fácil y rápidamente las prendas en el nuevo portal.

Liu, de 27 años, quien se hizo conocida internacionalmente porque fue la primera modelo del este asiático en participar en un desfile de la marca estadounidense de lencería Victoria’s Secret, comentó a Efe la importancia que está tomando el comercio electrónico en China, donde es mucho más popular que en occidente.

“Hoy en día casi todo el mundo tiene móvil, y es facilísimo comprar, no necesitas ni ordenador: lo abres y puedes elegir lo que quieres”, recordó. Un proceso útil en una ciudad como la congestionada Shanghái, con una población de 24 millones de personas.

“El comercio electrónico es literalmente el futuro en cualquier país, y tal vez aquí es ahora algo más conocido que en otros lugares, pero pronto será así en todas partes”, coincidió con ella Underwood, según dijo también a Efe.

La firma española atrajo al evento promocional de hoy en Shanghái a cientos de invitados, incluidos periodistas locales y comentaristas estrella de las redes sociales en internet de varios países.

En especial destacaron las creadoras de opinión en la red Eleonora Carisi, Aida Domenech y Juliett Kuczynska, entre otras comentaristas que llegaron invitadas por la marca desde distintos puntos de Europa.

El evento, celebrado en un edificio histórico de 1916, construido en tiempos de la Shanghái colonial británica en el actual número 1 del “Bund”, el malecón fluvial emblemático de la ciudad china, incluyó también una sesión fotográfica en directo, cuyo resultado nutrirá una revista de moda digital de Stradivarius.

Esta revista estará disponible próximamente para su descarga desde el portal oficial de la marca, y contará con imágenes tomadas por los fotógrafos españoles Bèla Adler & Salvador Fresneda.

La fiesta incluyó una sesión musical a cargo del dj francés Charp, al que reveló poco después la propia Cate Underwod, que también es dj aficionada, y que decidió acercarse al público local con temas de la banda sonora de la película “Deseando amar” (“In the Mood for Love”) del hongkonés Wong Kar-wai.

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada