Imaz (Repsol) afirma que el plan se centra en la “puesta en valor” y no se venderán “las joyas de la corona”

El consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz, ha asegurado que el objetivo del plan estratégico del grupo para 2016-2020 pasa por la “puesta en valor”, centrándose “fuertemente en la eficiencia” que permita a la compañía aprovechar las oportunidades que se presenten y generar valor “incluso en escenarios de precios de petróleo bajos”, al tiempo que ha anunciado que no se prevé vender “las joyas de la corona o de la abuela”.

En rueda de prensa para la presentación de la ‘hoja de ruta’ del grupo para los próximos cinco años, Imaz aseguró que Repsol está “satisfecho” y “confortable” con su participación del 30% en Gas Natural Fenosa, ya que le garantiza “una opcionalidad tanto financiera como desde el punto de vista estratégico”.

Asimismo, afirmó que la compra de Talisman, cerrada el pasado mes de mayo, ha permitido al grupo dar “un paso de gigante”, dejando atrás el riesgo argentino de YPF para pasar a contar con “una oportunidad de crecimiento y de generar valor para la compañía”.

Así, indicó que la integración de Talisman permite al grupo elevar su producción hasta los 700.000-750.000 barriles al día, frente al nivel de menos de 300.000 del año 2012, y poder “hacer una selección” de desinversiones para el periodo por un importe de 6.200 millones de euros, que “no tiene nada que ver con vender las joyas de la corona o de la abuela”.

Además, subrayó que el plan prevé un escenario plano con el barril a 50 dólares para todo el periodo y un margen de refino de 6,4 dólares por barril. “Vamos a gestionar esta compañía como si el precio del petróleo hubiera venido a quedarse a 50 dólares, aunque no se va a quedar”, añadió al respecto.

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada