La morosidad de la banca se estanca en el 10,9% en agosto y mantiene mínimos de abril de 2013

Un hombre saca dinero de un cajero de BBVA.

Un hombre saca dinero de un cajero de BBVA.

La morosidad de los créditos concedidos por los bancos, cajas y cooperativas a particulares y empresas se ha estancado en el 10,9% en el mes de agosto, con lo que encadena tres meses consecutivos en esta tasa, la menor desde abril de 2013, según los datos provisionales hechos públicos este viernes por el Banco de España.

Esta tasa incluye el cambio metodológico en la clasificación de los Establecimientos Financieros de Crédito (EFC), que han dejado de ser considerados dentro de la categoría de entidades de crédito.

La cifra total de créditos dudosos ha caído levemente en agosto hasta los 145.909 millones de euros, 986 millones menos que el mes anterior. La tasa de morosidad se ha establecido en el 10,95% en agosto, ligeramente por encima del 10,93% registrado en julio, en la que se ha erigido como la primera subida en lo que va de año.

En el mes de agosto, el crédito global del sector se redujo en 12.162 millones de euros respecto al mes anterior, hasta alcanzar los 1,331 billones. Así, la morosidad de la banca se ha reducido en 2,65 puntos porcentuales respecto al máximo histórico marcado en diciembre de 2013, cuando se situó en el 13,6%.

Sin incluir los cambios metodológicos, la ratio de morosidad de situaría en el 11,16%, una cifra algo superior al 11,13% registrado el mes anterior, pese a que el saldo de crédito caería de 1,319 billones a 1,307 billones de euros.

Pese a todo, las entidades financieras aún mantienen sus provisiones, aunque las han reducido ligeramente respecto al mes pasado, hasta los 88.319 millones de euros. En julio, este ‘colchón’ se situó en 88.642 millones.

El analista de XTB Joaquín Robles ha restado importancia al leve incremento de dos centésimas y ha puesto en valor que la tasa se establezca por debajo del 11%, al esgrimir que denota la mejora económica que se está produciendo en Europa y particularmente en España. “Esperamos que la incertidumbre sobre China y la subida de tipos de la Reserva Federal se vaya suavizando a medida que finaliza el año ayudando a estabilizar la coyuntura económica”, ha indicado.

Robles ha advertido de que la banca española está manteniendo los estándares crediticios que implantó tras la crisis, lo que está ayudando a no aumentar la tasa de morosidad. “Se acabaron los préstamos del 100% o superiores y las condiciones para acceder al mismo se han endurecido”, ha asegurado.

De cara a finales de este año, el analista de XTB prevé que la tendencia bajista se conserve, más aún con el Euríbor en su nivel más bajo de la última década. “Esta bajada de los intereses ligados a las hipotecas ayuda mucho a los deudores que tienen su préstamo ligado al mismo”, ha explicado.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada