El director de Empleo Infojobs, Jaume Gurt, denuncia que se forma en sectores en los que no hay empleo

 El director general Infojobs, Jaume Gurt.

El director general Infojobs, Jaume Gurt.

El director general del portal de Empleo Infojobs, Jaume Gurt, considera que el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) es un instrumento político “muy pobre” que no sirve a quien busca empleo y que ofrece como única solución “formarte en cosas en las que igual no hay puestos de trabajo”.

En una entrevista con Gurt, que dirige un portal que recoge el 70 % de las ofertas de empleo a través de internet de España y que prevé cerrar el año con un millón de contratos, sostiene que en materia de empleo las ideas del Gobierno pueden ser buenas pero están “mal ejecutadas” y las inversiones en formación no se correlacionan con las necesidades del mercado.

“Si al final las personas que acuden al SEPE no tienen mayor seguridad y un sitio donde ganarse el pan, entonces el servicio no sirve para nada”, asevera.

Explica que el SEPE y toda la infraestructura autonómica está pensada para trabajar con personas de muy baja empleabilidad y paro de larga duración, pero ahora cuando este colectivo es tan amplio no es capaz de dar el servicio que debiera.

Gurt se cuestiona el funcionamiento de las agencias privadas de colocación al uso e incluso de las Empresas de Trabajo Temporal (ETT), y considera que forman parte de una campaña, quizá bien intencionada, pero “mal enfocada” y con resultados pésimos.

El responsable de Infojobs subraya la naturaleza neutra de su empresa y añade que si fueran una ETT formarían parte del sistema y “ni somos expertos en eso, ni queremos serlo”.

Gurt reconoce que la economía está cambiando, algo que percibe en su propia empresa donde las ofertas de trabajo han crecido un 35 %, y el perfil de contratación de personas relacionadas con la selección de personal ha aumentado un 65 %.

Sin embargo, con ese escenario de crecimiento convive un mercado oculto de “gente que cobra en B” bien porque trabajan en empresas que quieren ahorrarse dinero o porque se trata de compañías que si no obrasen así, no podrían contratar.

En ese marco, Gurt explica que a Infojobs le constan esas situaciones porque “investiga” y, por ello, insta al Gobierno a hacer lo mismo: “Si el Estado está interesado en conocer qué empresas pagan en B, que pregunte”.

Desde esta plataforma, que recibe 6 millones de visitas al mes y que coloca a uno de cada tres demandantes de empleo, también se informa de que algunos candidatos les han transmitido situaciones abusivas de empresas que pagan menos de lo que ofrecen, “y además lo hacen con muy poca humanidad”.

En el medio plazo, cinco o diez años, Gurt está convencido de que la robotización y la tecnificación de las cosas va a ser “tremenda” y ello redundará en un radical cambio de modelo de relaciones entre la empresa y el trabajador.

En unos años, dice, el perfil más habitual de un trabajador será el de un autónomo que trabaja solo, que se apoya en las tecnologías y que es capaz de conectar con otros para hacer asociaciones y ofrecer servicios a empresas.

Gurt explica que la tecnología va a producir “bipolarización”, es decir, que el mundo laboral se dividirá entre quienes tienen acceso a la tecnología y puedan ganarse el salario y los que se queden al margen.

En 2025, dice, habrá 50.000 millones de aparatos interconectados, es lo que se denomina “el internet de las cosas” y todo esto transformará el modo de vida y, por supuesto, el mercado laboral.

Por ello, advierte de que si no se toman medidas, “la exclusión será más grande” y se volverá a las actuales tasas de paro del 22 % y en ese marco, cree que esa nueva tecnología no será capaz de producir tantos puestos de trabajo como destruye.

El responsable de Infojobs también se refiere a la brecha salarial entre directivos y empleados -algo que no pasa en su empresa, asegura- y considera que esto es un sinsentido, un reflejo de la sociedad capitalista y de la rotura de los equilibrios.

Gurt comenta que la filosofía de su empresa coloca en el centro a las personas y apuesta por reducir los desequilibrios, y explica que, por ejemplo, Infojobs, comparte con sus usuarios en su muro en Facebook las “experiencias felices” de encontrar trabajo.

“Mi esperanza es que se produzca la humanización de las personas” señala y avisa que de no ser así podemos acabar como en Sudamérica “en búnkeres rodeados de oro, por un lado y de miseria, por otro”.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada