Las grandes constructoras pagan a proveedores en un plazo de entre 36 y 128 días, según sus datos

Las seis grandes constructoras cotizadas pagan las facturas a sus proveedores con una demora media de entre 36 y 128 días, según indica cada empresa en sus respectivos informes anuales correspondientes al ejercicio 2014.

Los periodos de pago exceden así en tres compañías el plazo máximo de sesenta días establecido en la Ley de Lucha contra la Morosidad en Operaciones Comerciales.

En concreto, ACS presentaba un plazo medio de proveedores de 128 días al cierre del ejercicio 2014, frente al de 93 días que contabilizó en el precedente.

No obstante, en su informe anual indica que el plazo máximo de pago no se pudo cumplir “sólo” en el 24% del total de pagos realizados durante el pasado año, frente al 21% del año previo.

Además, asegura que a comienzos de 2015 estableció “medidas encaminadas al cumplimiento de los plazos legales”, entre las que cita la revisión de los procedimientos internos que regulan la gestión de los proveedores y el desarrollo de las instrucciones necesarias para establecer los procesos internos de selección, aprobación y firmas.

De su lado, Acciona pagaba las facturas a sus proveedores con una demora media de 36 días al cierre de 2014, un plazo que supone recortar a casi la mitad el del 62,6 días de un año antes, según recoge la compañía en su memoria anual.

Asimismo, Ferrovial afirma que el grupo y todas sus filiales domiciliadas en España abonan los pedidos en una media de 53 días.

El grupo de construcción, concesiones y servicios detalla que el plazo establece los “días transcurridos desde la fecha de la emisión de la factura y la fecha de pago, sin haber descontado el plazo de gestión que habitualmente transcurre entre la recepción de la factura y su registro contable”.

INTERESES DE DEMORA.

FCC formalizó los pagos a sus proveedores en una media de 108 días durante el pasado año, un periodo similar al de 103 días que contabilizó en 2013.

No obstante, indica que “reconoce y abona a sus empresas proveedoras, siempre de común acuerdo con las mismas, el interés de demora pactado en los contratos, proporcionándoles medios de pago negociables”.

Por su parte, Sacyr asegura en su informe anual de 2014 que tanto durante ese ejercicio como en el anterior cumplió con la liquidación de facturas a suministradores en justo en 60 días, los mismos fijados por el plazo máximo legal.

“Al cierre del ejercicio 2014, dentro del saldo de proveedores no hay importes significativos que excedan del plazo permitido por la ley”, explica.

OHL, de su lado, indica en su informe anual que paga sus facturas tras un periodo medio de 74 días, periodo que supera el de 35 jornadas del año anterior.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada