As San Lucas, la feria de ganado con más solera de Europa

La población de Mondoñedo, en Lugo, vive hoy el día grande de la feria de ganado de As San Lucas, una de las citas del género con mayor solera de Europa, en la que el caballo se convierte en el protagonista absoluto de una cita que combina arte, fiesta, cultura y tradición.

La población de Mondoñedo, en Lugo, vive hoy el día grande de la feria de ganado de As San Lucas, una de las citas del género con mayor solera de Europa, en la que el caballo se convierte en el protagonista absoluto de una cita que combina arte, fiesta, cultura y tradición.

La población de Mondoñedo, en Lugo, ha vivido hoy el día grande de la feria de ganado de As San Lucas, una de las citas del género con mayor solera de Europa, en la que el caballo se convierte en protagonista absoluto e indiscutible de una conocida romería que junta arte, fiesta, cultura y tradición.

Más de 1.500 cabezas de ganado han desfilado por los cercados habilitados por la comisión organizadora y un entusiasta público ha podido presenciar el rito medieval de la compra y venta de potros.

As San Lucas se organiza de forma ininterrumpida desde 1156 y cuenta con una asociación cuyo presidente es Miguel Souto, quien recuerda que este festejo surgió después de que el rey Alfonso VII le otorgase al municipio gallego de Mondoñedo el título de ciudad y le dispensase la gracia de hacer allí una feria anual de ocho días.

Ésta, llamada As San Lucas, sigue sobreviviendo en el siglo XXI e incluso cuenta cada vez con mayor participación, ha explicado a Efe Souto, que ve la prueba en este domingo, “por la cantidad de gente que hemos concentrado, puesto que no cabía ni un alfiler; las calles llenas, puestos por todos lados… Ha sido una maravillosa locura”.

Eufórico por esta estampa, pide que los gallegos se sientan muy orgullosos de tener “una de las ferias de ganado más antiguas de Europa” y señala que, en efecto, esto, que conviene recordar, es algo que “se siente y se vive mucho”, y no solamente los habitantes de Galicia, dado que en el occidente asturiano, detalla Souto, “hay mucha devoción” por As San Lucas.

La actividad como tal arranca cuando los ganaderos juntan a los caballos que se pasaron un año en libertad, paciendo en los montes de la comarca, y, en una gran manada, los bajan, dando paso así a un auténtico espectáculo etnográfico que se convierte en el centro de todos los flashes.

Después, estos animales son los líderes de una feria de ganado que, cuando se inició, todavía le faltaban más de doscientos años a Cristóbal Colón para descubrir América, observan como dato relevante vecinos de la zona.

Miguel Souto, uno de los que alude a este ejemplo, afirma que As San Lucas es un hecho “muy emocionante y hay que saber trasmitirlo” y añade que los caballos, que cruzan el propio centro de Mondoñedo, pisan alguna piedra que, seguro, es la misma por la que pasaron los primeros equinos vendidos en estos lares en el año 1156.

Los animales van por la Plaza de la Catedral, por la Ponte do Pasatempo, la de la leyenda, y por las frecuentadas calles de San Roque y Fonte Vella, para alegría de todos aquellos que se desplazan a contemplar esta belleza.

No en vano, Souto explica que la gente viene con “una ilusión muy grande, la cual se percibe claramente, y, pese a que esto está muy consolidado, no decae el interés, jamás, sino más bien al contrario. En verdad hay tantísima gente cada año… que esto es increíble, vaya”, dice embargado por la emoción.

La participación tiene sus razones, porque As San Lucas procura ser también “vanguardia” e ir incorporando novedades que le permitan mantener su enorme poder de convocatoria y seguir cumpliendo otoños.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada