Virgilio Fernández de la Vega, ganadero: ‘’Cuando nosotros entregamos un caballo, lo que vendemos es ilusión”

Copyright © Grupo ES., 2014.

Copyright © Grupo ES., 2014.

Se presenta como “agricultor y ganadero, fundamentalmente. Veterinario de profesión. Y mi pasión, dentro del mundo agrícola y ganadero, es criar caballos de raza española”.

Para Virgilio Fernández de la Vega, un caballo es “como para mucha gente, un compañero con el que pasas, al final, más si eres un buen aficionado, muchísimas horas de tu vida”.

Define Yeguada Fernández de la Vega como “un sentimiento familiar”. Su explotación agrícola ganadera cuenta ya con varias generaciones, en la provincia de Toledo (Finca Molino de la Virgen. Corral de Almaguer). “Siempre hubo en nuestra casa muchas yeguas para producir mulos que eran los que tenían que realizar la labranza. En ese momento no había mecanización y eran el elemento fundamental. Al llegar la mecanización, todas las casas redujeron el número de yeguas y mi padre mantuvo unas pocas que eran yeguas de la casa tradicionales durante generaciones. Más o menos de pura raza española. En el año 74, cuando yo tenía 15 años, se decidió quitar esas yeguas que teníamos tradicionales en la familia, para evitar el lío del libro genealógico que en ese momento se podía hacer. Entonces, mi padre compró nueve potras en Andalucía de origen Hierro del bocado y Conchi Sierra. Esta es la estirpe que tenemos hoy procedente de ese año de 1974”.

Copyright © Grupo ES., 2014.

Copyright © Grupo ES., 2014.

Sobre su yeguada, Virgilio apunta que “los ganaderos vendemos yeguas y caballos… Yeguas, normalmente, a gente que quiere iniciar una cría. Ahora se venden más yeguas para montar. Se están usando más con este fin ya que, increíblemente, no se hacía así tradicionalmente… Pero, realmente, cuando nosotros entregamos un caballo, lo que vendemos es ilusión, fundamentalmente”.

Virgilio habla con cierta parsimonia. En su cara se dibuja una sonrisa que manifiesta lo grato que es para él hablar de su mundo ganadero y de sus recuerdos. Es un hombre que destila bondad. Discreto y sin ningún tipo de alarde habla de su pasión… Atiende a Grupo ES. en la zona noble del Hotel Pazo Los Escudos de Vigo, minutos antes de emprender viaje.

Virgilio no se fija en el poder adquisitivo de sus clientes. “Lo que nos gusta es que lleguen a nuestra casa gente aficionada. El caballo puede ser más caro o más barato, puede ser, desde el punto de vista técnico, de primera fila o bien de menos…,pero puede ser el gran compañero para esa persona aficionada por los días de su vida…”. Virgilio trae a colación ese caballo de una familia de la provincia de Valencia que acaba de morir con 23 años y “que está puesto en el Facebook por todos los lados. Ha sido una institución, fomentador de la unión familiar… Todo el mundo habla de ‘Talante’. Era un caballo normalito, no tenía un físico excepcional pero ha sido un animal capaz de establecer un nexo de unión con la familia tan impresionante que las manifestaciones de sus propietarios sobre la muerte del caballo, con sus 23 años, son espectaculares. Entonces, para un ganadero cosas como ésta son lo que más te llenan”.

Copyright © Grupo ES., 2014.

Copyright © Grupo ES., 2014.

En la primera lista oficial de jueces de caballos que se elaboró en 1988, Virgilio fue el juez más joven. “Ahora no soy el más viejo, pero sí de los de delante…”, afirma mientras se ríe.

Explica Virgilio Fernández que ganadero y juez son conceptos diferentes. “Yo como juez me considero veterinario, un técnico. Todos los sentimientos y gustos personales, el juez debe dejarlos en el hotel cuando sale por la mañana. El juez tiene que ser una persona muy fría, muy técnica y aplicar, exclusivamente, criterios técnicos para juzgar a los caballos”.

“Como cualquier ganadería que tiene historia, dentro del patrón general de la raza española, hemos intentado generar unos caballos con un tipo personal tanto físico como psíquico… Desde el punto de vista físico, los caballos de

casi se reconocen… Y desde el punto de vista psíquico, un trabajo que nunca acaba, es conseguir caballos cada día más funcionales, caballos que puedan tener más éxito en el deporte… Siendo realistas, esto lo vamos a tener en un porcentaje pequeño de ejemplares punteros en deporte. Luego lo que tenemos que conseguir es que todos nuestros caballos tengan muy buen carácter, que sean caballos –dice sonriendo- que se conviertan en uno más de la familia… de los que los adquieren”.

Virgilio Fernández de la Vega define un caballo “como un compañero con el que pasas, al final, más si eres un buen aficionado, muchísimas horas de tu vida”. Copyright © Grupo ES., 2014.

Virgilio Fernández de la Vega define un caballo “como un compañero con el que pasas, al final, más si eres un buen aficionado, muchísimas horas de tu vida”. Copyright © Grupo ES., 2014.

Virgilio ha estado en Galicia estos días para hacer negocios. “Galicia ha entrado un poco más tarde que otras autonomías de España, cuando vino la expansión del caballo español. En cambio, en los últimos años, ha habido un despliegue de ganaderías en Galicia muy importante. De hecho hay dos concursos que están funcionando muy bien que son el concurso de Lugo y el de A Cañiza”.

Virgilio está vinculado a Galicia por su madre gallega y un abuelo paterno. “Tengo muchas raíces en Galicia. Por eso me gusta colaborar un poco en desarrollar el caballo español aquí, aportando mi pequeño grano de arena”.

Copyright © Grupo ES., 2014.

Copyright © Grupo ES., 2014.

A todos aquellos que quieran visitar la finca Molino de la Virgen, en Corral de Almaguer, Toledo, Virgilio Fernández les invita. “Se van a encontrar una finca agrícola ganadera, compuesta por varias fincas. Donde están los caballos, concretamente, se llama El Molino de la Virgen. Una finca rústica, sin lujos,… criando los caballos de una manera muy tradicional. Y espero que se sientan bien atendidos”.

Viajero por necesidad, Virgilio acaba de llegar de Las Vegas y próximamente se trasladará a Medellín. De Galicia se queda “como todo el mundo con el paisaje, con la gastronomía que es única, pero yo sobre todo me quedo con su gente”.

Para Virgilio Fernández de la Vega “el mundo del caballo es una forma de vivir. Implica un estilo de vida alrededor de él”. Su objetivo es claro: “Yo voy a luchar por la internalización del caballo español, porque creo que es una raza que merece ser más reconocida a nivel mundial de lo que está hoy en día. Es un raza súper singular”.

VIDEO ENTREVISTA ÍNTEGRA

Copyright © Grupo ES., 2014.

Copyright © Grupo ES., 2014.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada