El 94% de las empresas extranjeras prevé aumentar o mantener la inversión en España en 2015

El 94% de las empresas extranjeras tiene previsto aumentar o mantener sus niveles de inversión en España durante 2015, según los datos del ‘Barómetro del clima de negocios en España desde la perspectiva del inversor extranjero’, elaborado por ICEX-Invest in Spain, Multinacionales por marca España y el International Center for Competitiveness (ICC) del IESE.

De acuerdo con este estudio, el porcentaje de empresas que tienen previsto aumentar o mantener su plantilla en España ha pasado de un 87% en 2014 a un 91% en este ejercicio y ese mismo porcentaje, el 91%, prevé mantener la tendencia creciente de su facturación.

Este barómetro indica que las empresas extranjeras mejoran su valoración respecto al clima de negocios español, con una puntuación media de 2,9 sobre 5 y recoge la valoración y la importancia que otorgan más de 500 empresas extranjeras al clima de negocios en España.

En relación con el volumen de exportación, casi la totalidad de las empresas que exportan prevé mantener la tendencia creciente de los últimos ejercicios de sus ventas a terceros mercados y solamente un 3% de empresas tiene previsto disminuir sus exportaciones, debido en parte a la pujanza del mercado doméstico.

En lo que se refiere a las cifras de inversión en España, las empresas alemanas, británicas y francesas muestran planes ligeramente superiores a la media de empresas encuestadas, según el barómetro. Alemania e Italia son los países que agrupan al mayor porcentaje de empresas con planes de aumentar o mantener sus plantillas en 2015, mientras que las compañías con origen de capital en el país germano y en Estados Unidos son las que se manifiestan más optimistas en aumentar la facturación en los próximos años.

Para los inversores extranjeros el área más valorada continúa siendo la de infraestructuras, especialmente los aeropuertos y el tren de alta velocidad, seguida del capital humano y la calidad de vida. En cuanto al capital humano, la disponibilidad de mano de obra cualificada y la calidad de las escuelas de negocio son los aspectos que los inversores valoran de forma más positiva, aunque todas las áreas estudiadas muestran mejor valoración que la obtenida en el barómetro del año pasado.

Por otra parte, el estudio permite identificar aquellas áreas sobre las que se debe de seguir incidiendo en opinión de los inversores. Este año, los aspectos relativos a financiación no centran las principales oportunidades de mejora como en ejercicios anteriores y en su lugar se presenta el coste de la electricidad.

El dominio de idiomas sigue siendo el principal problema señalado y desaparece entre las principales preocupaciones la adecuación de la legislación laboral a las necesidades de la empresa.

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada