El Banco de Rusia mantiene los tipos al 11%, pero deja la puerta abierta a futuras bajadas

El directorio del Banco de Rusia ha decidido mantener el tipo de interés de referencia en el 11%, donde permanece estable desde finales de julio, ante la persistencia de “sustanciales riesgos inflacionistas”, aunque adelantó que, a medida que la inflación se modere en línea con las previsiones, retomará los recortes del precio del dinero.

“El balance entre los riesgos de inflación y los riesgos de enfriamiento de la economía se ha mantenido prácticamente sin cambios”, admitió la entidad, que confía en que su decisión, dadas las moderadamente restrictivas condiciones monetarias y la debilidad de la demanda, seguirá poniendo presión a la baja sobre la inflación.

Según las estimaciones de la institución, el IPC ruso en octubre alcanzó el 15,6% interanual, frente al 15,8% de agosto, aunque advirtió de que “las expectativas de inflación siguen siendo elevadas”.

No obstante, la entidad espera que a principios de 2016 se registre un considerable descenso de los precios, que permitirá reducir la tasa de inflación por debajo del 7% para octubre de 2016, en vías de cumplir el objetivo del 4% para 2017.

“A medida que la inflación se reduce en línea con la previsión, el Banco de Rusia continuará con su revisión a la baja de su tipo de referencia en una de las próximas reuniones”, indicó la entidad presidida por Elvira Nabiullina.

Los tipos de interés de Rusia acumulan un descenso de 600 puntos básicos en lo que va de año, después de que el banco central ruso saliera en defensa del rublo a mediados de diciembre de 2014 subiendo de golpe en 650 puntos básicos la tasa de referencia de la moneda rusa, hasta el 17%.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada