Astrolabios, el tapiz compendio de todo el saber científico, mitológico y religioso

El responsable de Patrimonio de la Catedral de Toledo, Juan Pedro Sánchez, posa delante del tapiz del Astrolabios que recoge todo el saber científico, mitológico y religioso que había en los albores del humanismo, y que forma parte de la muestra de algunos de los mejores tapices de los últimos seis siglos que puede verse en el Museo de Tapices de la Catedral de Toledo, que cumple el primer aniversario de su creación.

El responsable de Patrimonio de la Catedral de Toledo, Juan Pedro Sánchez, posa delante del tapiz del Astrolabios que recoge todo el saber científico, mitológico y religioso que había en los albores del humanismo, y que forma parte de la muestra de algunos de los mejores tapices de los últimos seis siglos que puede verse en el Museo de Tapices de la Catedral de Toledo, que cumple el primer aniversario de su creación.

El Museo de Tapices de la Catedral Primada de Toledo, que cumple ahora su primer aniversario, muestra algunos de los mejores tapices de los últimos seis siglos, entre ellos el maravilloso Astrolabios que recoge todo el saber científico, mitológico y religioso que había en los albores del humanismo.

El tapiz del Astrolabios no solo es interesante por su antigüedad (comienzos del siglo XV) y su extraordinario colorido y estado de conservación, sino por la complejidad de su temática y porque condensa todo el saber del momento.

Esta gran pieza elaborada en seda y lana -mide ocho metros de longitud y algo más de cuatro metros de altura- viajará a Lovaina (Bélgica) en otoño de 2016 para formar parte de la exposición ‘En búsqueda de la Utopía’, que permanecerá hasta principios de 2017.

El responsable de Patrimonio de la Catedral de Toledo, Juan Pedro Sánchez, ha explicado a Efe algunas características de este tapiz y de otras piezas que se exponen en el Museo de Tapices, que se inauguró el 5 de noviembre del año pasado en el antiguo Colegio de Infantes, muy cerca de la Catedral.

El Astrolabios es una pieza “fundamental”, asegura, no solo del Museo sino del patrimonio cultural ligado al tejido, en la que el saber teológico, mitológico y científico está representado en tres escenas relacionadas con una cartela, en latín, en su parte superior.

“Es un resumen de lo que se estaba viviendo en la época, pero a la vez es muy actual. El humanismo estaba empezando a florecer cuando se realizó”, ha explicado Sánchez.

Junto a grandes personajes mitológicos y las constelaciones australes y boreales, están representados el primer motor (Dios) y la inteligencia, y, por otra parte, Virgilio y Abraham como grandes figuras del saber y las ciencias importantes: gramática, dialéctica y retórica (el trívium), aritmética, geometría, astronomía y música (cuadrivium) y filosofía.

Se confeccionó en los Países Bajos muy a principios del siglo XV y fue adquirido pronto por la Catedral Primada porque ya figura en primeros inventarios del templo.

El responsable de Patrimonio reconoce que los tapices siguen siendo grandes desconocidos para el público, “y es una pena porque es un arte maravilloso y están hechos con gran perfección”, asegura.

Un ejemplo de lo que afirma es la serie que se expone en otra de las salas principales del Museo de Tapices de la Catedral: los lienzos que aluden al triunfo de la eucaristía en plena ebullición de la Contrarreforma católica frente a la Reforma de Lutero.

Son cinco tapices realizados sobre cartones dibujados por Rubens que forman parte de una colección que el cardenal Portocarrero encargó a comienzos del XVIII y que son “magníficos”, subraya Sánchez, por su colorido, ejecución y conservación.

Este Museo de textiles también acoge pequeñas exquisiteces que han pasado a formar parte de la historia del arte, como la mitra del cardenal Gaspar de Quiroga que el Greco utilizó como modelo para el San Agustín inmortalizado en su cuadro más universal, ‘El entierro del señor de Orgaz’.

Y delicados textiles como la capa del cardenal Gil de Albornoz, del siglo XIV y excepcional por su iconografía, que Londres ha solicitado para formar parte de una exposición; o los pendones de los Reyes Católicos con el lema ‘Tanto Monta’.

Juan Pedro Sánchez subraya que cada año el día del Corpus Christi, cuando la Catedral se engalana con todos su tapices, muchos preguntan por esas “joyas” que suelen pasar desapercibidas el resto del año.

“Nos preguntan cuándo se hicieron, si son las de verdad y cómo se conservan. Y explicamos que se conservan cuidándolo con mucho mimo y esmero”, señala.

Muchos de los tapices que el Museo expone desde que se inauguró el 5 de noviembre de 2014 llevaban años guardados en la Catedral por falta de espacio, o cedidos a otras instituciones, como el Museo de Santa Cruz, y únicamente se colgaban bordeando el templo durante el Corpus.

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada