La flota atunera española invierte 4 millones en medidas a favor de la sostenibilidad de la pesquería

La flota atunera española ha invertido 4 millones de euros en distintas medidas unilaterales para favorecer la sostenibilidad de esta pesquería, según ha informado Cepesca en un comunicado.

Con estas medidas, la flota española se convierte en una de las más responsables y sostenibles a nivel mundial. “Es una de las más concienciadas sobre la gestión responsable de esta pesquería, ya que, entre las actuaciones llevadas a cabo, se ha contemplado la formación de las tripulaciones sobre buenas prácticas”, ha asegurado el secretario general de Cepesca y presidente de Europêche, Javier Garat.

La flota comenzó a desarrollar este proceso inversor, de manera sectorial, en 2012, tras analizar la evolución de algunas especies en ciertas aguas en las que faena, y con el objetivo de crear e implantar una política de pesca sostenible y minimizar al máximo las capturas incidentales existentes en esta pesquería.

Sin embargo, ha demandado la puesta en marcha de dos iniciativas que entiende serían de gran efectividad. Por un lado, acometer un análisis de la capacidad de pesca, océano por océano, y reducir el número de buques en aquellos donde quede demostrada la sobrecapacidad.

Además, solicita la prohibición total de los transbordos en alta mar de la flota asiática de palangre, ya que es una práctica que está prohibida desde hace tiempo para la flota de cerco europea.

El gerente de la Organización de Productores Asociados de Grandes Atuneros Congeladores (Opagac), Julio Morón, ha explicado que estos países, además de incrementar sustancialmente sus flotas en los últimos años, lo han hecho con “una gestión de la pesquería absolutamente irresponsable con respecto a la sostenibilidad”.

Con 86 buques (29 españoles, 22 franceses y 35 de la flota asociada), la flota atunera europea representa tan sólo el 12% de la pesquería atunera mundial y captura un total de 496.182 toneladas de túnidos (253.531 toneladas por la flota española, 105.181 toneladas por la francesa y 137.470 toneladas por la de pabellón extranjero).

“Algunas flotas asiáticas suponen una competencia desleal para la europea, comprometida desde hace décadas con la pesca sostenible, con el respeto de las condiciones sociales y la seguridad laboral de sus tripulantes y sometida, además, a una regulación y control estrictos”, ha indicado Garat.

La flota atunera aboga, por tanto, por la extracción equilibrada como la fórmula más adecuada para satisfacer la creciente demanda de alimentos y garantizar, al mismo tiempo, la sostenibilidad de los recursos.

La flota atunera apuesta por la inversión en el sector y entre las iniciativas figura un ‘Código de Buenas Prácticas para la Pesca Atunera de Cerco Responsable’, así como los planes de formación y prevención de accidentes para las tripulaciones, y la Iniciativa Transparencia Atunera (TTI).

“Exigir a los países que no respetan la normativa internacional la reducción del número de buques atuneros es la medida más eficaz para garantizar una competencia leal. Ello es imprescindible para una industria que emplea en España a más de 13.000 personas y ha generado más de 25.000 empleos directos”, ha indicado Javier Garat.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada