Se extiende uso de la crioterapia pese a no estar regulada

Desde Japón hasta Europa, y ahora en Estados Unidos, un creciente número de personas recurren a la crioterapia, un tratamiento que somete el cuerpo a temperaturas mucho más bajas que las que existen en el planeta.

Los adeptos aseguran que ayuda a aliviar el dolor y la inflamación, es benéfico para la circulación y la pérdida de peso, mejora la piel e incluso reduce las señales de envejecimiento y la depresión.

Sin embargo, los tratamientos están ahora bajo escrutinio después de que una empleada en un local en Las Vegas fuera hallada muerta el mes pasado en una cámara de crioterapia enfriada con nitrógeno líquido.

En la crioterapia se ingresa en una cámara fría y se pasan de dos a cuatro minutos en temperaturas que van de los -110 a -195 grados Celsius (-166 a -319 F).

Se cree que esto comenzó en Japón en los años de 1970 para tratar padecimientos inflamatorios como la artritis reumatoide. Lo han usado atletas profesionales con la idea de que la inflamación causada por el ejercicio podría también aliviarse con frío extremo y esto se ha extendido a otras partes del mundo, principalmente en Europa Occidental.

Joseph Costello, investigador de la Universidad de Portsmouth en Inglaterra y quien estudia crioterapia, dijo que todo el equipo de rugby de Gales viajó a Polonia para usar la tecnología en 2011. A Estados Unidos llegó hace unos dos años y ahora incluso los Cavaliers de Cleveland cuentan con su propia cámara de crioterapia en el centro de entrenamiento del equipo de la NBA. Los tratamientos también están disponibles en algunos spas, clínicas de medicina deportiva y centros de belleza.

Dado que la temperatura más baja que se ha registrado en la Tierra es de -89 C (-128 F), los expertos opinan que los impactos de la crioterapia en la salud no pueden predecirse sin más investigación. Costello recomendó hacer más estudios y señaló que podría tardar un tiempo entender por completo los posibles riesgos y beneficios.

“La tecnología avanza aprisa, pero muchas veces le lleva tiempo a los científicos terminar los estudios”, señaló el especialista.

Las comunidades científicas y médicas no han aceptado todavía la crioterapia, mientras que la Administración de Medicinas y Alimentos de Estados Unidos todavía no aprueba ningún dispositivo de crioterapia para todo el cuerpo para uso médico.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada