La dimisión del Gobierno portugués pasa por un pacto de izquierda, según los socialistas

Pedro Passos Coelho.

Pedro Passos Coelho.

El Partido Socialista (PS) afirmó hoy que es indispensable lograr un acuerdo de Gobierno en breve con marxistas y comunistas para forzar una dimisión del Ejecutivo conservador con una moción en el Parlamento portugués.

“No seremos una fuerza política que contribuya únicamente a derrumbar un Gobierno. Solo lo haremos si tenemos una alternativa responsable, estable, duradera y que dé a los portugueses un sentimiento de tranquilidad y confianza”, dijo a los periodistas el líder parlamentario socialista, Carlos César.

Indicó que ese eventual acuerdo con el marxista Bloque de Izquierda y el Partido Comunista de Portugal (PCP) tendría que estar cerrado antes del 9 de noviembre, cuando el Ejecutivo de Pedro Passos Coelho presentará su programa de Gobierno en el Parlamento.

El 9 y el 10 de noviembre son las fechas en las que la izquierda espera presentar una moción de rechazo que forzaría la dimisión de la recién designada administración de Passos Coelho, en minoría parlamentaria frente a la izquierda en bloque.

“Mientras no haya un acuerdo firmado entre el PCP y el Bloque, no vale la pena valorar el estado de las negociaciones, si están al 90 o al 40 %”, señaló César.

Aunque las negociaciones se desarrollan a puerta cerrada, han trascendido algunas dificultades entre el PS y el PCP, pues esta última fuerza es reticente a firmar un acuerdo por escrito.

Por su parte, el diputado comunista João Oliveira se limitó a declarar a los periodistas que el proceso continúa, aunque sin dar más detalles al respecto.

El pacto entre los moderados del PS, el Bloque y el PCP versaría, principalmente, sobre un aumento de las pensiones más bajas y el salario mínimo y la devolución de los recortes a los funcionarios y el resto de las pensiones.

Los socialistas, no obstante, se han comprometido a respetar tratados europeos como el de un déficit no superior al 3 %.

Aunque la moción contra el Gobierno prosperara, un gabinete socialista apoyado por el Bloque (aliado europeo del Syriza griego) y el PCP solo entraría en funciones con la aprobación del presidente de Portugal, Aníbal Cavaco Silva.

Cavaco Silva, que comparte filiación política con Passos Coelho, ha descartado, de momento, nombrar un Ejecutivo liderado por el Partido Socialista y apoyado por el Bloque de Izquierda y el PCP, al considerarlo frágil.

El principal temor del jefe de Estado es que el país no respete los compromisos económicos con la Unión Europea.

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada